Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

14 personas condenadas a nueve años de prisión por tráfico de drogas y anabolizantes en Mallorca.

14 personas condenadas a nueve años de prisión por tráfico de drogas y anabolizantes en Mallorca.

En un caso de tráfico de drogas que ha conmocionado a Mallorca, un grupo de 14 individuos ha llegado a un acuerdo este lunes para aceptar condenas que suman nueve años, dos meses y 15 días de cárcel, junto con multas que superan los 52.500 euros en total. Este grupo no solo traficaba con anabolizantes, sino también con cocaína, marihuana y diversas drogas.

La negociación entre la Fiscalía y las defensas se llevó a cabo en la Sección Primera de la Audiencia Provincial, logrando un acuerdo que evitó el juicio. Los 14 acusados admitieron su participación en la red, uno de ellos actuando como cómplice.

Originalmente, la Fiscalía solicitaba penas de casi 83 años de cárcel y multas por más de 1,8 millones de euros para un total de 21 personas. Sin embargo, tras el acuerdo, se retiraron las acusaciones contra cinco de los procesados, dejando a uno prófugo y otro fallecido. Se tuvo en cuenta una atenuante por la dilación indebida en la tramitación del caso.

Además de las penas de cárcel (algunas de las cuales se sustituirán por multas), varios acusados aceptaron inhabilitaciones temporales para trabajar como entrenadores físicos o en el comercio de productos alimenticios.

A pesar de las condenas, ninguno de los acusados irá realmente a la cárcel. Las penas más largas no superaron un año y un mes de prisión, otorgándoles una suspensión condicional sujeta a no cometer delitos en los próximos tres años y pagar las multas impuestas.

Según el acuerdo, los 14 acusados reconocieron haber estado involucrados en una "actividad estructurada y estable" de distribución de anabolizantes, utilizando los locales de dos de los acusados, incluido un gimnasio en Palma. Uno de los propietarios ya tenía antecedentes por tráfico de drogas.

Además de distribuir sustancias, los miembros de la red asesoraban a los consumidores sobre el consumo de las drogas y resolvían problemas por teléfono si surgían complicaciones.

Una parte de las sustancias fue importada de Tailandia, principalmente kamagra, un fármaco para la disfunción eréctil. También traficaban con marihuana a través de una red establecida de suministro.

La red fue desarticulada en una operación policial en mayo de 2017, con varios registros en Palma y Calvià donde se incautaron medicamentos, esteroides, marihuana (incluyendo una plantación de 256 plantas), cocaína y hachís.