Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

19 detenidos y más de 90.000 euros incautados en operación antidroga en Palma y Marratxí

19 detenidos y más de 90.000 euros incautados en operación antidroga en Palma y Marratxí

Más de 800 gramos de cocaína rosa, más de 750 gramos de cocaína, diversas cantidades de ketamina, marihuana y hachís, así como cinco armas de fuego, han sido incautados en una operación antidroga en Palma y Marratxí.

Según informa la Policía Nacional, hasta el momento han sido detenidas 19 personas y se han confiscado más de 90.000 euros en efectivo. La operación, llevada a cabo en colaboración con la Policía Local de Palma, ha resultado en la detención de 15 hombres y cuatro mujeres de distintas nacionalidades: española, colombiana y turca. Todos ellos son considerados supuestos responsables de delitos relacionados con el tráfico de drogas y la tenencia ilegal de armas y municiones en Palma.

La investigación, enmarcada en la Operación Norma/Caterva, ha sido llevada a cabo por los grupos I y II de Estupefacientes de la Udyco y ha durado un año. Durante este tiempo, se han llevado a cabo varias fases de la operación, siendo la más destacada la realizada en el barrio de la Soledad de Palma, donde se realizaron cinco registros. Además, se llevó a cabo un sexto registro en Marratxí, desmantelando así el punto de venta de drogas más activo de la isla.

Entre las sustancias incautadas se encuentran más de 800 gramos de Tusi, también conocida como cocaína rosa, más de 750 gramos de cocaína, así como cantidades diversas de ketamina, marihuana y hachís. Además de estas drogas, se ha confiscado una suma de aproximadamente 90.000 euros y cinco armas de fuego. Durante la investigación, se han llevado a cabo nueve registros domiciliarios.

En el marco de la operación, también se ha logrado desmantelar un laboratorio dedicado a la elaboración de cocaína rosa, una sustancia altamente peligrosa debido a su composición de múltiples drogas como el MDMA y la ketamina. Además, se ha descubierto una "guardería" donde se almacenaba la droga. En este lugar se encontraron cuatro pistolas y una escopeta en perfecto estado, junto con abundante munición.

Asimismo, se ha identificado el punto de venta de drogas, donde se han arrestado a los "punteros" y los aguadores, quienes realizaban funciones de vigilancia y atención a los consumidores. Este punto de venta contaba con medidas de seguridad como una puerta de hierro reforzada y cámaras de vigilancia que transmitían imágenes al interior.

En el transcurso de los registros policiales, uno de los detenidos, al percatarse de la presencia de los agentes a través de las cámaras de seguridad, intentó destruir evidencias prendiéndoles fuego. Esta acción generó una gran humareda que dificultó la respiración. Los agentes, preocupados por la integridad del detenido, lograron abrir la puerta blindada y sofocar el fuego.

Esta operación policial ha sido el resultado de múltiples informaciones sobre el consumo de drogas en la zona, que alertaban sobre el aumento de personas ajenas al barrio buscando sustancias estupefacientes. Las autoridades han destacado que la investigación continúa en curso y no se descartan nuevas detenciones.