Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Agencia Tributaria investiga local en Baleares por presunto fraude fiscal en sector maderero.

Agencia Tributaria investiga local en Baleares por presunto fraude fiscal en sector maderero.

MADRID/PALMA, 16 Nov. - La Agencia Tributaria ha puesto en marcha una operación a nivel nacional para combatir el fraude fiscal en el sector de la madera. En Baleares, se ha llevado a cabo la inspección de un local como parte de las 88 actuaciones que se están desarrollando en 15 comunidades autónomas.

Esta operación tiene como objetivo investigar a 84 sociedades y 37 personas físicas relacionadas, entre socios, administradores y personas cercanas a ellas.

La Administración fiscal ha informado que la operación denominada 'Llamera' ha contado con la colaboración de 350 funcionarios y también se ha solicitado apoyo policial. Esto ha permitido la inspección de los 88 locales de las sociedades investigadas desde el día de ayer.

Los locales inspeccionados se encuentran en las comunidades autónomas de Andalucía (7), Aragón (6), Asturias (2), Baleares (1), Canarias (9), Cantabria (2), Castilla la Mancha (2), Castilla y León (6), Cataluña (8), Extremadura (1), Galicia (12), Madrid (8), La Rioja (1), Murcia (2) y Comunidad Valenciana (21).

La finalidad de esta operación es investigar a las sociedades dedicadas a la comercialización de la madera y productos derivados, como puertas, vigas y tableros, para detectar posibles casos de economía sumergida y fraude fiscal.

Entre las sociedades analizadas se han identificado aquellas cuyos socios muestran indicios de incrementos patrimoniales no justificados. Estos incrementos podrían deberse a ventas ocultas de la entidad que generarían enriquecimiento para sus socios. Este riesgo afecta a más de la mitad de las sociedades que ya están siendo inspeccionadas, según ha indicado la Agencia Tributaria en un comunicado.

La selección de las empresas objetivo también ha tenido en cuenta la presencia de signos exteriores de riqueza por parte de las personas físicas vinculadas. Estos signos podrían ser indicios de ocultación de ingresos, como el alquiler de cajas de seguridad o el uso de tarjetas bancarias personales con gastos elevados.

La operación 'Llamera' se suma a las 23 operaciones coordinadas de gran envergadura llevadas a cabo por la Agencia Tributaria en la última década. Hasta el año pasado, estas operaciones han concluido con más de 2.000 expedientes y han generado ingresos por un total de 386 millones de euros.