• domingo 2 de abril del 2023

Aprobado el Plan estratégico de atención a la niñez de Baleares con un presupuesto de 1.500 millones en cinco años

img

PALMA, 23 Feb.

El Consejo de la Infancia y Familia ha aprobado este jueves unánimemente el Plan estratégico de atención a la niñez y la adolescencia de Baleares (2023-2028), dotado de 1.500 millones de euros y que reúne 26 objetivos primarios a conseguir por medio de 129 actuaciones.

Según explicó en publicación oficial la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes, el plan va a tener una vigencia de cinco años y agrupa todas y cada una de las actuaciones que se van a hacer desde los departamentos de Educación, Salud y Servicios Sociales, y todos y cada uno de los organismos que trabajan en este colectivo.

El archivo se enmarca en la Ley 9/2019 de la atención y los derechos de la niñez y la adolescencia de las Islas, y se ha elaborado en coordinación con los distintos órganos eficientes de las consellerias que trabajan con niñez y adolescencia, los consells insulares y las entidades locales, aparte de entidades públicas o privadas similares con este colectivo.

Para la elaboración del plan, Asuntos Sociales se ha apoyado en un Diagnóstico estratégico del colectivo. En él se han plasmado distintas conclusiones como que en Baleares el índice de pobreza de los pequeños está abajo la media estatal y que el ingreso a la vivienda es el que mucho más condiciona la pobreza.

Además, asimismo se quita la falta de pediatras, la salud psicológica infantil, el aumento de crueldad filioparental o el nivel de ingreso a la pornografía de los jovenes, y en la situacion de la educación, el diagnóstico resalta que se ha mejorado en todos y cada uno de los indicadores académicos pero el abandono escolar preocupa, más allá de que se está abajo la media. Por otro lado, el apartado de servicios sociales apunta a una disminución en el número de pequeños institucionalizados.

Asimismo, la Conselleria ha cooperado con los consells insulares y ha ordenado unas jornadas de trabajo con expertos y especialistas para marcar cuáles deberían ser, según ellos, las actuaciones a proseguir.

Además, la Oficina de la Infancia y la Adolescencia (OBIA) efectuó un desarrollo participativo que contó con la participación de cerca de 2000 pequeños y jovenes, que trasladaron distintas proposiciones para progresar su situación.

El Plan estratégico de atención a la niñez y la adolescencia de Baleares trabaja sobre siete ejes básicos y contempla 26 objetivos a poder por medio de 129 actuaciones.

Estos son el avance normativo de la legislación vigente, el refuerzo de los sistemas públicos de derechos de la niñez y la adolescencia, mediante la educación, la salud y los servicios sociales; la promoción de las políticas de género y también igualdad en el colectivo; la pelea contra la pobreza infantil y el refuerzo de su protección popular; la promoción de su participación; la promoción de la civilización del buen trato hacia ellos, y la colaboración, administración del conocimiento y también investigación sobre su situación.

Durante la exposición del plan, la consellera, Fina Santiago, ha señalado que de los objetivos que se deben desarrollar, destacan singularmente ciertos.

Así, ha considerado que, con relación a los espacios de participación, la normativa está creada pero precisa un esfuerzo de app. En la situacion de educación, ha subrayado la ampliación de la red de escoletas 0-3 años y su gratuidad, el promuevo de la educación efectivo-sexual, el refuerzo educativo a los recién llegados o el incremento de la partida de las becas comedor.

En cuanto a la salud, hay que hacer una cartera de servicios concretos de atención a la salud psicológica de pequeños y jovenes, aumentar la figura del sicólogo de atención principal, la solicitud de transición adulta (de 14 a 18 años) y las ofertas del servicio Consulta Joven en los centros académicos.

En materia de servicios sociales, resalta la promoción del programa de parentalidad efectiva, la descentralización de la mediación judicial, el incremento de la atención temprana de 0 a 6 años, llevar a cabo la promoción de autonomía para pequeños con dependencia de 4 a 11 años y también impulsar el bono térmico.

La prevención de la crueldad asimismo se encuentra dentro de los enormes desafíos que expone el plan, según ha manifestado el Govern, y pasa por utilizar los protocolos, desarrollar el buen trato y también llevar a cabo la figura de los coordinador de convivencia o encargado de protección del menor.

Asimismo, todos y cada uno de los integrantes del Consejo reseñaron la relevancia de que la capacitación apuntada a los expertos se sostenga para advertir ocasiones de enfrentamiento y prosperar las prácticas expertos.

El Consejo de la Infancia y la Adolescencia es un órgano de carácter consultivo y con representación multidisciplinaria en el que hay representantes de las consellerias de Educación, Salud y Trabajo, de los 4 consells insulares, el OBIA, tal como representantes de la Federación de Entidades Locales de Baleares, la Federación de Entidades de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Feiab), la UIB, los institutos oficiales de abogados, psicólogos, pedagogía y psicopedagogía, trabajadores sociales, docentes sociales, médicos y enfermeras, los sindicatos, asociaciones de progenitores y mamás y entidades sin ánimo de lucro que trabajan en el ámbito de los menores y la familia. También hay representantes del IbDona, Ibestat, el consejo LGTBI y la Delegación de Gobierno.

Más información

Aprobado el Plan estratégico de atención a la niñez de Baleares con un presupuesto de 1.500 millones en cinco años