Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Aproximadamente 350 personas mueren cada año en Baleares a causa de un ictus.

Aproximadamente 350 personas mueren cada año en Baleares a causa de un ictus.

En la I Jornada de Estrategias en Salud Cardiovascular e Ictus en Son Espases, más de 300 profesionales se reunieron para compartir información y experiencias sobre estas enfermedades tan importantes.

En Baleares, se registran alrededor de 2,100 casos de ictus cada año, con aproximadamente 350 de ellos resultando en fallecimiento, lo cual resalta la necesidad de concienciar sobre la importancia de la prevención y el tratamiento temprano.

El evento, organizado por la Dirección General de Prestaciones, Farmacia y Consumo, busca integrar estrategias de salud que aborden tanto la prevención y promoción como las enfermedades cardíacas relacionadas con el ictus, con el objetivo de brindar una atención integral centrada en la persona.

La consellera de Salud, Manuela García, agradeció a todos los participantes y ponentes por su dedicación en la búsqueda de estrategias comunes para mejorar la atención de estos problemas de salud.

La jornada incluyó charlas sobre temas como la promoción de estilos de vida saludables, la importancia del ejercicio y la dieta para prevenir enfermedades cardiovasculares, así como ponencias centradas en las enfermedades cardíacas y el ictus.

Profesionales de diferentes especialidades, desde cardiología y neurología hasta enfermería y fisioterapia, se reunieron para discutir y aprender sobre estas enfermedades, junto con pacientes y cuidadores interesados en conocer más sobre su manejo y prevención.

Las enfermedades cardiovasculares representan la principal causa de muerte en España, y la atención centrada en la prevención y control de los factores de riesgo vascular es fundamental para reducir su incidencia y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Cada año en España, alrededor de 120,000 personas sufren un ictus, con unas 25,000 falleciendo a causa de ello, lo que resalta la importancia de concienciar sobre estos eventos y promover la prevención y el tratamiento temprano.

El trabajo en conjunto de profesionales de la salud y la comunidad en general es vital para abordar estas enfermedades de manera integral y mejorar la atención y las tasas de supervivencia, lo que requerirá un enfoque continuo en la prevención y promoción de la salud.