• sábado 24 de septiembre del 2022

Armengol expresa su deber con las reservas de El Toro-Malgrats y Marilles piensa que la ampliación "se queda coja"

img

PALMA, 21 Sep.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, expresó este miércoles el deber del Govern con la protección de las reservas marinas de El Toro y Les Malgrats, a lo largo de una visita a la región a la que asimismo han asistido representantes de la organización conservacionista Marilles Foundation, que piensan que la ampliación se quedó "coja".

La presidenta, acompañada de la consellera de Agricultura, Pesca y Alimentación, Mae de la Concha, el conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, y el alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez, ha visitado la reserva marina una vez que el pasado 5 de septiembre el Govern unificara y ampliara ámbas reservas de El Toro y Malgrats.

Desde el Govern han destacado que, con la unificación, la novedosa reserva marina va a tener 13 ocasiones mucho más área cuidada que ámbas reservas precedentes. Hasta en este momento esta área era de 227 hectáreas y en este momento se llega a 2.952.

Armengol ha subrayado que Baleares es "líder en toda España" en lo que se refiere al volumen de hectáreas protegidas de reservas marinas y ha señalado que las ciudades de peces y especies atacables incrementan "mucho" con estas reservas. "Esta es la línea correcta para remarcar, impulsar y resguardar nuestra biodiversidad marina", ha proclamado.

Así, la líder del Ejecutivo ha incidido en que trabajan en la línea marcada por Europa sobre la protección de los océanos, con el propósito de llegar al 30 por ciento de zonas marinas protegidas en 2030 y al diez por ciento con alta protección. "Vamos por buen sendero, pero se tienen que seguir caminando valientes hacia este propósito", dijo, agregando que el Govern está "completamente puesto en compromiso" con esto.

Por su parte, la consellera Mae de la Concha explicó que las reservas de interés pesquero son escenciales a fin de que "la pesca subsista" y que las especies autóctonas "proliferen y sean poco a poco más rebosantes". Además ha recalcado que alén de su delimitación geográfica favorece asimismo a las aguas lindantes.

Al acto han asistido, aparte de las autoridades políticas, representantes de la Federación de Cofradías de Pescadores de Baleares; de la Cofradía de Pescadores de Andratx y de Palma, y entidades conservacionistas como Marilles, Save the Med, el GOB y la Sociedad de Historia Natural de Baleares.

Marilles, si bien piensa que la ampliación es "fundamento de celebración y un paso en la buena dirección", hizo ciertas puntualizaciones "antes que se desate la euforia".

"La ampliación de la reserva del Toro-Malgrats se quedó coja pues no llega hasta la Illa del Sec y Sa Porrassa, así como se había propuesto y defendido desde el primer instante", han proclamado en un aviso.

Según indicó la entidad conservacionista, solo un 7,5 por ciento de la área de la novedosa reserva ampliada es región de alta protección. Además, si bien Baleares está sobre la media estatal en zonas marinas protegidas, solo un 0,2% de la región marina enormemente cuidada lo está como región integral.

Por ello, piensan que la Comunidad logrará la meta del 30 por ciento en 2030 "sin inconveniente e inclusive lo superará" pero para conseguir la meta del diez por ciento enormemente protegido "deberá multiplicar por 50" las áreas que tiene hoy en día.

Por otro lado, Marilles ha defendido los resultados positivos de esta clase de áreas protegidas, señalando que, según una investigación anunciado en 2021, una reserva crea diez euros de beneficio por cada euro de inversión.

Por ello, cree que estas áreas están infrafinanciadas en Baleares. "La inversión pública en áreas marinas protegidas en Baleares es ínfima en comparación a las ventajas que nos aportan", han señalado.

En este contexto, la entidad ha defendido que "los fondos Next Generation son una increíble ocasión" para seguir hacia los objetivos de conservación. Marilles ofrece invertir una parte de estos fondos en la creación de una red de "santuarios marinos" en todas y cada una de las Baleares que cubran, por lo menos, un diez por ciento de las aguas interiores como enormemente protegidas.

La red de reservas marinas de interés pesquero se creó en 1999 y según el Govern desde ese momento demostró ser una herramienta de administración esencial para recobrar las ciudades de peces comerciales y preservar hábitats naturales marinos.

Las reservas marinas de la isla del Toro y de las islas Malgrats fueron construídas en 2004 desde un análisis de la Sociedad de Historia Natural de Baleares. En 2020 el Pleno del Ayuntamiento de Calvià instó al Gobierno a agrandar y unificar las reservas para beneficiar la regeneración de un mayor ecosistema.

Desde su creación, la biomasa "ha experimentado crecimientos expepcionales". La que existe en la isla del Toro es la mayor registrada jamás en cualquier punto del litoral de las Islas Baleares.

Además, desde el Govern han señalado que el archipiélago es asimismo un líder en buceo turístico, con mucho más de 60.000 inmersiones cada un año. El alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez, ha destacado que esta actividad es "un producto turístico atrayente" y forma un "foco de atracción" en el concejo.

La Dirección General de Pesca y Medio Marino tiene en la actualidad en tramitación otras 2 reservas en los islotes de Ponent de Ibiza.