• viernes 09 de diciembre del 2022

Asuntos Sociales tiene dentro la vivienda colaborativa a personas en situación de dependencia

img

PALMA, 17 Jun.

La Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes remata una modificación del Decreto que regula la autorización de servicios sociales liderados a la atención a personas mayores y personas en situación de discapacidad para ingresar la vivienda colaborativa como una exclusiva modalidad de servicio residencial para personas en situación de dependencia.

Según explicó este viernes la Conselleria en una publicación oficial, con esta modificación, Asuntos Sociales da contestación a una demanda que aparece de colectivos de personas mayores y se alinea con modelos ahora expertos en distintas países de Europa, el 'cohousing senior', por el que un conjunto de individuos mayores se reúnen para convivir, enfrentar conjuntamente los desafíos del envejecimiento y contemplar sus pretensiones desde la autogestión.

La consellera Fina Santiago anunció este jueves esta modificación del decreto en la día sobre vivienda colaborativa estructurada por la asociación Plegats. Además de la modificación para integrar esta novedosa tipología de servicio residencial, se fijan las ratios de expertos que deben atender a los clientes (sobre una previsión de 24 h de servicio, 365 días por año), el importe de las ayudas económicas que tienen la posibilidad de recibir los individuos de este sistema y la compatibilidad del servicio con otros servicios de atención a la dependencia.

La vivienda colaborativa se define como "el grupo de dotaciones residenciales que tienen dentro espacios de empleo privativo y zonas comunitarias con el propósito de desarrollar la vida en común y gestionada por una entidad sin ánimos de lucro con el fin de procurar para la gente que lo habitan la promoción de su autonomía y atención frente ocasiones de dependencia".

En cuanto a las ratios, se iguala con las pretensiones de personal fijado por una casa supervisada, facilitando que ciertas tareas logren ser asumidas por la gente que la habiten y no sean dependientes. En caso opuesto, se deberá contemplar con personal contratado.

Las personas en situación de dependencia que habiten en este sistema van a poder entrar a una prestación económica enlazada a él. Este servicio alterno al modelo tradicional de vivienda funciona con otros servicios previstos en la Ley de la Dependencia, como el servicio de teleasistencia y el servicio de prevención y promoción de la autonomía personal.

Más información

Asuntos Sociales tiene dentro la vivienda colaborativa a personas en situación de dependencia