Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Baleares apelará decisión judicial en caso Koldo tras pérdida millonaria.

Baleares apelará decisión judicial en caso Koldo tras pérdida millonaria.

La Abogacía de la Comunidad Autónoma de Baleares recurrirá la decisión del juez que investiga el caso Koldo, Ismael Moreno, de no permitir la personación del Govern como parte perjudicada en la causa.

Así lo ha explicado el vicepresidente del Govern, Antoni Costa, que ha defendido que, con la descertificación de fondos europeos que ha tramitado el Ejecutivo tras conocerse el escándalo, la Comunidad pasa "automáticamente a ser parte afectada": "Hemos perdido 3,7 millones de euros".

Con estas declaraciones ante los medios Costa se ha referido al trámite iniciado por su Conselleria --Economía, Hacienda e Innovación--, un expediente de descertificación de gasto que en la práctica implica renunciar a los fondos. El Ejecutivo justifica esta actuación en el cumplimiento de protocolos de lucha contra el fraude y normativa Feder.

Y, precisamente, el juez de la Audiencia Nacional ha rechazado la personación del Govern al considerar que no existe perjuicio para la administración porque las mascarillas se pagaron con fondos europeos.

Por ello, Costa ha confiado en que, "después de las alegaciones que presentará la Abogacía", "no haya ninguna duda" de que Baleares --y sus ciudadanos, ha remarcado-- son "parte afectada".

Por otro lado, el vicepresidente ha constatado las dudas en el Servicio de Salud (IbSalut) respecto a las posibilidades de que prospere la primera reclamación administrativa presentada a la empresa investigada, Soluciones de Gestión, de 2,6 millones de euros por el sobrecoste de las mascarillas.

En concreto, se ha referido a "determinados actos administrativos que hizo el Govern anterior", en la etapa de Francina Armengol, que "dificultan muchísimo la posibilidad de reclamar" los 2,6 millones: el certificado emitido en agosto por el IbSalut avalando que el contrato fue satisfactorio, pese a que ya tenía los análisis que constataban que las mascarillas no cumplían los requisitos de una FPP2.

"Si te plantean si las mascarillas son aceptables, tú dices que son perfectamente aceptables y que cumplen todos los requisitos, y además lo pones en evidencia en el expediente, pues evidentemente se introducen serias dificultades", ha razonado el conseller.

En cualquier caso, preguntado por la posibilidad de que el Govern formalice una segunda reclamación, Costa ha insistido en que el IbSalut va "a hacer todo lo posible para que los 3,7 millones de euros defraudados vuelvan a las arcas de la Comunitat Autónoma".