Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Baleares implementará un programa de prevención de adicciones a pantallas en escuelas, sumándose a la prohibición de móviles.

Baleares implementará un programa de prevención de adicciones a pantallas en escuelas, sumándose a la prohibición de móviles.

La regulación del uso de los móviles en los colegios se aplicará a partir del próximo curso.

En una iniciativa para combatir las adicciones a las pantallas, el gobierno de Baleares impulsará un plan dirigido a alumnos, familias y docentes, que se sumará a la prohibición del uso de los teléfonos móviles en las aulas.

Así lo ha anunciado el conseller de Educación y Universidades, Antoni Vera, tras participar en la Mesa Sectorial de Educación, donde presentó un borrador de instrucciones para regular el uso de dispositivos móviles en las aulas.

En relación a esta regulación, Vera admitió que no podrá implementarse en el presente curso escolar, como se había informado anteriormente, sino que se comenzará a aplicar a partir del próximo curso.

Además, el conseller adelantó que la posibilidad de que los profesores puedan visualizar imágenes grabadas en casos de ciberacoso o violencia, contemplada en el primer borrador, probablemente se eliminará por razones jurídicas.

El objetivo del gobierno es recopilar las opiniones de la comunidad educativa y alcanzar el mayor consenso posible antes de finalizar el mes, cuando se tiene programada una reunión nacional de la Mesa Sectorial de Educación.

Por su parte, los directores de los colegios e institutos de Baleares están a favor de que la administración regule el uso de teléfonos móviles en las aulas, aunque consideran que los borradores conocidos hasta el momento son "descafeinados" en ciertos aspectos.

En cuanto a la libre elección de lengua, tema discutido en otro de los encuentros, Vera ha reiterado que no implicará segregación, que es una de las preocupaciones expresadas por los directores de los centros públicos.

El responsable de Educación del gobierno tiene previsto comparecer en el Parlament el próximo 8 de febrero para proporcionar más detalles sobre el plan piloto para la libre elección de lengua.