Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Baleares, una bomba de relojería: 43 incendios devastadores y 2,8 hectáreas arrasadas al término de una campaña imprudente

Baleares, una bomba de relojería: 43 incendios devastadores y 2,8 hectáreas arrasadas al término de una campaña imprudente

La campaña de alto riesgo de incendios forestales en Baleares ha concluido con un "balance muy positivo", según ha informado el conseller de Agricultura, Pesca y Medio Natural, Joan Simonet. Durante el periodo comprendido entre el 1 de mayo y el 15 de octubre, se han registrado un total de 43 incendios, que han afectado a un total de 2,8 hectáreas.

Simonet ha destacado que estos datos suponen la cifra más baja en la historia en cuanto a superficie quemada y uno de los mejores años en términos de número de incendios. Sin embargo, ha insistido en la necesidad de no confiarse y ha recordado que el riesgo de incendio está presente durante todo el año.

En cuanto a las estadísticas desde el 1 de enero de 2023 hasta la actualidad, se han registrado un total de 83 incendios forestales, de los cuales 78 han sido conatos, y se han visto afectadas 19,5 hectáreas.

Por islas, Mallorca ha registrado dos incendios y 52 conatos, con 11,5 hectáreas afectadas; Ibiza ha tenido tres incendios y 17 conatos, que han quemado 7,9 hectáreas; en Menorca y Formentera no se ha producido ningún incendio, solo se han registrado cuatro conatos en Menorca y cinco en Formentera, con un total de 0,03 hectáreas afectadas en cada isla.

En cuanto a los municipios más afectados, destacan Sant Josep de sa Talaia, Sant Joan de Labritja, Santa Margalida y Andratx. Además, se han registrado incendios de más de una hectárea en Deià, Eivissa, Pollença y Santa Eulària des Riu.

A pesar de los resultados positivos, el gerente del Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat), Tomeu Llabrés, ha destacado la importancia de seguir trabajando para reducir el número de incendios causados por acciones humanas, como fumadores descuidados, quemas agroforestales mal apagadas o descontroladas, motores y máquinas, y tendidos eléctricos. También ha subrayado la importancia de la gestión forestal activa y la prevención.

El jefe del Servicio de Gestión Forestal del Govern, Joan Santana, ha señalado que la tendencia general en cuanto al número de incendios en Baleares es a la baja, gracias a las acciones de sensibilización, educación ambiental y regulación del uso del fuego. Sin embargo, ha hecho hincapié en la importancia de la formación, concienciación y educación continua en materia de prevención.

En cuanto a las causas de los incendios, se ha observado que la mayoría han sido producidos por negligencias y accidentes (48%), seguidos de la intencionalidad (25%) y las causas naturales (rayos) (14%). Las autoridades han destacado la necesidad de seguir investigando las causas de los incendios forestales, en colaboración con los Agentes de Medio Ambiente de la Conselleria y el Seprona de la Guardia Civil.

El operativo interinsular de incendios forestales ha contado con la participación de unas 350 personas, entre tripulantes y mecánicos de medios aéreos, operadores de bases aéreas, personal de vigilancia y extinción, agentes de medio ambiente y técnicos forestales. Además, se ha contado con la colaboración de los Bomberos de Mallorca, Palma, Ibiza, Menorca y Formentera, Protección Civil, Policía Local, Servicio de Emergencias y unidad operativa de la Dirección General de Emergencias e Interior, así como con la Unidad Militar de Emergencias (UME).

La campaña de este año ha estado marcada por una primavera y un verano muy cálidos, lo que ha contribuido al riesgo de incendios forestales en la comunidad. Durante algunos días, se ha declarado la alerta de riesgo de incendio forestal más alto y extremo, lo que ha llevado a suspender las autorizaciones de uso del fuego y actividades que puedan generar un incendio forestal.