Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

La Fira de Sant Ermengol en La Seu d'Urgell: una fiesta con raíces medievales

La Fira de Sant Ermengol en La Seu d'Urgell: una fiesta con raíces medievales
Cada año, durante el mes de octubre, la ciudad de La Seu d'Urgell se llena de vida con la celebración de la Fira de Sant Ermengol. Esta es una fiesta que tiene sus raíces en la Edad Media y que sigue siendo una de las más importantes de toda la zona. En este artículo, vamos a conocer más sobre la historia de esta festividad, sus tradiciones y las principales atracciones que se pueden encontrar en ella.

Historia de la Fira de Sant Ermengol

La Fira de Sant Ermengol se celebra desde hace más de 800 años. Se trata de una fiesta que se inició como un momento de encuentro entre los habitantes de la zona y los comerciantes que venían de otras partes de Europa. Durante varios días, se organizaba un mercado en el centro de la ciudad en el que se vendían productos como textiles, alimentos, herramientas y objetos de metal. Con el paso del tiempo, esta feria se convirtió en una de las más importantes de la región y fue porque se inició a celebrarse también el día de Sant Ermengol, patrón de la ciudad. La festividad se extendió de tal manera que, en el siglo XIX, se incluyó una procesión en honor al santo, que era acompañada por todas las autoridades locales y los habitantes de la ciudad. En la actualidad, la Fira de Sant Ermengol se celebra durante todo el fin de semana y es un evento que congrega a miles de personas de toda la zona.

Las tradiciones de la Fira de Sant Ermengol

La Fira de Sant Ermengol tiene varias tradiciones que se han ido transmitiendo de generación en generación. Algunas de las más importantes son: - La procesión en honor al santo: Como hemos mencionado antes, esta es una de las tradiciones más antiguas de la festividad. Durante el sábado por la tarde, se celebra una procesión en la que participan todas las autoridades locales, los habitantes de la ciudad y varios grupos folclóricos que van ataviados con trajes típicos de la zona. - Los gigantes y cabezudos: Durante la procesión y por las calles de la ciudad, se pueden ver a los gigantes y cabezudos bailando y haciendo acrobacias. Estos personajes, que tienen más de 100 años de antigüedad, representan a los habitantes más importantes de la ciudad y a varios personajes históricos que han tenido relación con ella. - La obra de teatro: Durante la noche del sábado, se representa una obra de teatro al aire libre en la plaza mayor de la ciudad. Esta representación es muy esperada por los habitantes de La Seu d'Urgell y por los visitantes de la feria.

Las atracciones de la Fira de Sant Ermengol

Además de las tradiciones, la Fira de Sant Ermengol cuenta con una gran cantidad de atracciones para todos los públicos. Algunas de las más destacadas son: - El mercado medieval: Como en los orígenes de la feria, se sigue organizando un mercado en el centro de la ciudad en el que se venden productos artesanales, como textiles, alimentos, herramientas y objetos de metal. Además, durante todo el fin de semana, se organizan talleres para los más pequeños en los que pueden aprender a hacer cerámica, pintar o tejer. - El torneo medieval: El sábado por la mañana, se celebra un torneo medieval en el que varios caballeros luchan entre sí con espadas, lanzas y otros objetos similares. Esta atracción es muy esperada por los habitantes de la zona y por los visitantes de la feria. - Los conciertos: Durante todo el fin de semana, se celebran conciertos en varios puntos de la ciudad. Estos conciertos son gratuitos y están abiertos a todos los públicos. En ellos, se pueden escuchar estilos musicales como el folk, el rock o los cantautores.

Conclusiones

La Fira de Sant Ermengol es una fiesta con una larga tradición en la ciudad de La Seu d'Urgell. Esta festividad, que se inició como un momento de encuentro entre los habitantes de la zona y los comerciantes de toda Europa, ha ido evolucionando con el paso del tiempo y ha incorporado nuevas tradiciones y atracciones. Hoy en día, la Fira de Sant Ermengol es una fiesta muy importante en toda la región y es un momento perfecto para conocer la riqueza cultural de la zona, disfrutar de la gastronomía y de la música en directo, y, en definitiva, pasarlo bien con amigos y familiares. Sin duda, una fiesta que vale la pena visitar al menos una vez en la vida.