Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

"Campaña de prevención de incendios en Baleares inicia el lunes con 350 equipos de extinción"

La temporada de alto riesgo de incendios forestales comenzará en las Islas Baleares el próximo 1 de mayo y finalizará el 15 de octubre, y contará con 350 efectivos de extinción. La presentación de la temporada fue liderada por el conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, el director general de Espacios Naturales y Biodiversidad, Llorenç Mas, y el gerente del Ibanat, Joan Ramon, según anunció la Conselleria en una nota de prensa publicada el viernes.

Desde el 1 de mayo, estará prohibido hacer fuego en terreno forestal y en los 50 metros que le rodean. Además, será necesario solicitar una autorización administrativa para hacer fuego en la franja entre 50 y 500 metros del terreno forestal. El conseller ha pedido a la ciudadanía que "extreme la precaución" y "evite imprudencias". Una temporada de alto riesgo donde "se notarán, de nuevo, los efectos de la emergencia climática y este mismo fin de semana, ya se vivirá el primer episodio de temperaturas anómalas" podría contribuir a la ocurrencia de incendios forestales.

Según la Conselleria, ya se han registrado 38 incendios forestales este año, 33 de ellos conatos de menos de una hectárea. Estos incendios han afectado un total de 16,23 hectáreas de superficie, una cifra ligeramente superior a la media. Mallorca fue la isla más afectada, con 29 incendios, seguida de Eivissa con siete y Formentera con dos. Este año, no se registró ningún incendio forestal en Menorca.

El conseller de Medio Ambiente se ha mostrado preocupado por las previsiones de "alta presión humana durante los meses de verano" y "la gran cantidad de biomasa acumulada" en las masas forestales del archipiélago, especialmente en la Serra de Tramuntana después del temporal 'Juliette', que podría aumentar el riesgo de incendios forestales.

A partir de ahora, la empresa pública Tragsa trabajará en el terreno para que el personal del Ibanat se centre en el operativo de extinción, una vez finalizadas las tareas de emergencia que se ejecutaron después del temporal.

Los efectos de 'Juliette' en los acuíferos y la humedad del suelo han permitido que "el archipiélago llegue a la temporada de alto riesgo en mejor situación que la Península", ha señalado la Conselleria. No obstante, la Conselleria espera que las altas temperaturas previstas a partir de la próxima semana produzcan un aumento notable del riesgo de incendios.

El operativo de extinción cuenta con un total de 350 personas, entre brigadas, ingenieros técnicos y forestales, agentes de Medioambiente, personal de la Central de Comunicaciones de Incendios Forestales (CCIF), y tripulaciones de los medios aéreos. El dispositivo está diseñado y cuenta con protocolos para que "sea un dispositivo interinsular con capacidad de movilización de medios allá donde sea necesario", según afirmó el gerente del Ibanat.

La temporada de alto riesgo de incendios forestales se rige por una nueva normativa estatal que limita el uso de fuego. Esta normativa establece que se puede disponer de una autorización administrativa para hacer fuego a menos de 500 metros de masa forestal pero se puede "activar el mecanismo de suspensión de quemas autorizadas en episodios meteorológicos adversos por fuerte viento, temperaturas extremas o por riesgo muy alto y extremo".