• domingo 25 de septiembre del 2022

Comienzan las proyectos de contención de los taludes del Gorg Blau

img

PALMA, 1 Sep.

El conseller de Movilidad y también Infraestructuras del Consell de Mallorca, Iván Sevillano, ha visitado este jueves el comienzo de las proyectos de contención de taludes del Gorg Blau, cuyo propósito es impedir movimientos resguardando los taludes y, de esta manera, llevar a cabo mucho más segura la carretera Ma-10.

Además del conseller, asimismo han asistido al comienzo de la obra la directiva insular de Infraestructuras del Consell, Olga Martínez, y el alcalde de Escorca, Antoni Solivellas, según informó la institución insular en un aviso.

El Departamento de Movilidad y también Infraestructuras del Consell hizo un rastreo a lo largo de los últimos años de los inconvenientes causados por la caída de bloques rocosos en todo el trazado del Ma-10 entre los km 30 250 y 31 cien, en la región del Gorg Blau, en la Serra de Tramuntana. Los datos, que demostraron que es una región sensible y también desequilibrado, han permitido redactar un emprendimiento de contención y optimización de la región.

"Lo que deseamos, lo que hacemos, con este emprendimiento, es anticiparnos a la oportunidad de que se generen desprendimientos en la región, con el peligro que esto supondría para la multitud. Por tanto, lo que hacemos es accionar antes, afianzando y resguardando los taludes con la implementación de pantallas y otros elementos de sustentación y seguridad precisos para resguardar el ambiente de la carretera Ma-10 en esta región cercana al Gorg Blau, de los movimientos y desprendimientos rocosos de la vertiente. De este modo, logramos ofrecer mayor seguridad a la Ma-10 y a los individuos de exactamente la misma", explicó el conseller Sevillano.

Una de las primordiales actuaciones que se van a llevar a cabo va a ser la instalación de barreras activas de protección, que consisten en un display de cableado y malla tensa de altura y longitud variable según las demandas del macizo rocoso. La aptitud de absorción de energía de estas pantallas va a ser concreta para cada tramo para ajustarse a las pretensiones de obtenida de los pequeños desprendimientos. Estas barreras se instalarán en las partes bajas de la vertiente, para parar y agarrar los pequeños bloques y rocas que se desprenden de la vertiente antes de llegar a la carretera. Se instalarán tres géneros de barreras activas distinguidas en lo que se refiere a longitud, aptitud de absorción y contención de energía y desprendimientos. La longitud total de área cuidada a través de barrera activa va a ser de 950 metros.

Respecto a la protección activa, se dispondrán en las ubicaciones de la vertiente que no se tienen la posibilidad de resguardar con las barreras activas (zonas con un número alto de desprendimientos o con volúmenes esenciales de roca desprendida, o muy disgregada) para reducir el riesgo desde la minimización del número de bloques rocosos que tienen la posibilidad de caer.

También se prevé poner una malla de triple torsión anclada, un sistema de elementos anclados sobre una área, con la aptitud para eludir y supervisar desprendimientos y dar seguridad superficial al lote. Estas mallas se distribuirán durante toda la longitud del talud.

Además, se instalarán geomallas de refuerzo de taludes, cuya función primordial es accionar como un refuerzo mucho más, en coordinación con la malla de triple torsión, realizando de filtro y, por otro lado, fortaleciendo la capacitación de una cubierta vegetal.

Finalmente, la malla de cables de acero se dispondrá sobre el lote para estabilizarlo, en constante contacto con el suelo, para hallar un efecto de sostenimiento. De este modo, se resguarda el talud frente probables desprendimientos y otros fenómenos de inestabilidad superficial.

Se cree que el período de ejecución de las proyectos es de seis meses, con un presupuesto de 1.973.414,77 €.