• viernes 09 de diciembre del 2022

Culpado a 19 años de prisión por procurar matar a su expareja y al que pensaba que era su apasionado en Palma

img

Tras ser detenido ha dicho a los policías: "La pena es que no la he matado"

PALMA, 19 Oct.

La Audiencia Provincial de Baleares ha culpado a un hombre a 19 años y tres meses de prisión por procurar matar a su expareja y a un vecino del vecindario, al que consideraba su apasionado, en un hecho ocurrido el año 2020 en Palma.

El Tribunal afirma al acusado culpable de un delito de asesinato en nivel de tentativa, un delito de pésimos tratos comunes y un delito de lesiones en relación a su expareja; y un delito de homicidio en nivel de tentativa y otro de amenazas graves con relación a el otro damnificado.

La Audiencia asimismo le impone órdenes de alejamiento y prohibición de comunicación a favor de las víctimas, la privación del derecho a tener o portar armas y le ordena a indemnizar a la mujer con 11.000 euros y al vecino con 1.000 euros.

En el juicio, la mujer, representada por la letrada Margarita Cabanellas Calvo, explicó que hacía mucho más de un año que ella había puesto fin a la relación con su marido, pero por inconvenientes económicos no se podía marchar del residencia y proseguían conviviendo. En cambio, la declaración del hombre dejaba claro que él no había recibido esa separación y creía que proseguían siendo pareja.

En la sentencia, la Sala afirma demostrado que la noche del 9 de octubre de 2020 el hombre discutió con su expareja en la vivienda pues se negaba a que saliese a pasear, y que le golpeó repetidamente en la cara y el cuerpo, tirándola al suelo.

Después, se dirigió a la cocina, donde cogió un cuchillo de sierra de 20 centímetros de hoja, y salió a buscar al vecino al que consideraba el apasionado de su expareja. Antes de salir, le ha dicho a la mujer que los iba a matar a los 2.

En la vivienda del otro hombre, en una calle próxima, solamente abrir la puerta el acusado se abalanzó sobre el vecino tratando clavarle el arma en el cuello al paso que le afirmaba: "Te voy a matar, hijo puta negro". La víctima logró evitar el arma y con el apoyo de su compañero de piso ha podido cerrar la puerta.

Entonces el acusado regresó a su residencia y entró saltando una verja por la terraza de un patio interior. Así, atacó sorpresivamente a la mujer por la espalda, asestándole una puñalada en el costado. La mujer cayó al suelo y en el momento en que se disponía a regresar a acuchillarla, diciéndole "te voy a matar", intervinieron su hijo y la novia de éste interrumpiendo la agresión.

Tras ser detenido, mientras que le trasladaban al furgón policial vio nuevamente al vecino y enfrente de los agentes le chilló: "Negro hijo puta, yo te voy a matar".

En el juicio los policías explicaron que, en el momento en que el hombre fue detenido y le detallaron de que le imputarían una tentativa de homicidio, éste mencionó que lo sabía "con perfección" y que añadió: "La pena es que no la he matado".

El acusado no negó la agresión, limitándose a apuntar que el día de los hechos había consumido alcohol y cocaína y que no recordaba nada. Sin embargo sí negó que frecuentemente maltratara o insultase a la que había sido su pareja a lo largo de cerca de 20 años. La Sala da la razón a la mujer y recopila que llevaba años tolerando capítulos de agresiones físicas y verbales, y que el hombre la trataba tal y como si fuera de su propiedad.

Admeás, basado en la declaración de los presentes, la Sala desecha la atenuante por intoxicación estimando que si bien posiblemente hubiese bebido, "no fue de manera importante". Sí le aplica, en cambio, las agravantes de género y de vínculo.

Más información

Culpado a 19 años de prisión por procurar matar a su expareja y al que pensaba que era su apasionado en Palma