• miércoles 1 de febrero del 2023

Culpado a siete años de prisión por violar a la hija de su expareja en Palma

img


PALMA, 12 Dic.

Un hombre ha recibido este lunes, en la Audiencia Provincial de Baleares, una condena de siete años de prisión por violar a la hija de su expareja en un hogar de Palma.

La defensa del procesado alcanzó un convenio con la Fiscalía y la letrada de la víctima por el que ha reconocido los hechos y vió rebajada en un par de años la pena que solicitaba el Ministerio Público.

Los hechos tuvieron rincón en el momento en que hacía solo un mes que la víctima había cumplido la mayor parte de edad, en el primer mes del verano de 2021. El hombre ha reconocido que entró en la habitación de la joven para disculparse por una discusión que había ocurrido unos días antes con la familia, y que en el momento en que ella se incorporó él se sentó sobre ella y empezó a toquetearla mientras que ella llorando le solicitaba que parara.

Entonces, el perro de la familia entró en la habitación, y en el momento en que el hombre fue a la puerta para cerrarla con cerrojo, la joven procuró huír. Sin embargo, él la detuvo y la arrojó sobre la cama, y si bien lloraba y le solicitaba que parara, le arrancó la ropa y la violó.

Después de esto la chavala llamó a su tío por teléfono y llorando le contó lo que había ocurrido. "Fui corriendo a la vivienda y me lo hallé sentado llorando, y me ha dicho 'perdón'", ha contado el tío de la víctima, que fue el primero en llegar a la vivienda.

Según explicó, el acusado se abalanzó sobre él y hubo un forcejeo en el que se golpeó y empezó a sangrar. Después asistió la Policía.

El acusado ha pedido excusas. "Primeramente quisiese soliciar perdón por los hechos acaecidos, en ningún instante he amado realizar daño a absolutamente nadie y bastante menos a ella", dijo, en referencia a la víctima.

La denunciante se mostró de acuerdo con el acuerdo rechazando pedir ninguna modificación. La joven ha entrado en la salón acompañada de 2 familiares y ha respondido a las cuestiones de la Fiscalía separada del acusado por un biombo.

Además de la pena de prisión, se ha impuesto al acusado una orden de alejamiento a favor de la víctima a lo largo de diez años, en los que tampoco va a poder estar comunicado con ella por ningún medio. Igualmente se le condena a una medida de independencia observada a lo largo de cinco años, con prohibición de formar parte en un programa de educación sexual.

También se le inhabilita para ejercer profesiones que conlleven contacto con menores a lo largo de 13 años, y va a deber indemnizar con 6.000 euros a la víctima.

El acusado es originario de Bolivia y la Fiscalía pide su expulsión una vez alcance el tercer nivel. La defensa ha pedido un período para lograr probar el arraigo en España. El procesado ha asegurado que transporta 18 años en España a lo largo de los que trabajó en la construcción y en el Ejército.

El Tribunal ha dictado sentencia 'in voce' y dió un período a la defensa a fin de que acredite documentalmente el arraigo del acusado en España.

A la salida de la salón de vistas, las familiares de la víctima han reprendido al hombre llamándole "cabrón".

Más información

Culpado a siete años de prisión por violar a la hija de su expareja en Palma