• jueves 18 de agosto del 2022

Detenido un turista en Palma por denunciar en falso que le habían robado el móvil inteligente y dinero y cobrar el seguro

img

PALMA, 6 Ago.

La Policía Nacional en Palma ha detenido a un turista de origen alemán de 20 años por emular un delito de hurto con crueldad, al denunciar en falso que le habían sustraído el móvil inteligente y dinero.

En aspecto, el joven denunció que, sobre las 07.00 horas del viernes, al irse de un macro local de ocio de Playa de Palma, un hombre la interceptó y le puso un cuchillo de 20 centímetros en el pecho, solicitándose que le entregase su teléfono, que era un móvil inteligente de última generación valorado en 1.000 euros, aparte del dinero en efectivo que llevaba.

Según explicó la Policía en publicación oficial, dadas las incongruencias de su versión, se solicitó al denunciante que ampliase la información, reconociendo al final que había denunciado falsamente en el momento en que de todos modos había perdido sus efectos. Así, lo que pretendía era cobrar el seguro del viaje que tenía contratado.

Por semejantes fundamentos, los agentes continuaron a su detención como presunto creador de una simulación de delito.

Desde la Policía han informado que se ha detectado este 'modus operandi', más que nada en turistas jóvenes y de mediana edad. De hecho, conforme han concretado, el día que se detuvo al joven, se frustró la realización de tres demandas falsas de múltiples turistas neerlandeses que fingieron el hurto de sus teléfonos, raramente con idéntico número de serie.

La Policía Nacional ha recordado que, en las demandas que se elaboran en comisaría, se advierte de las secuelas de efectuar una demanda en falso o emular ser víctima de un delito.

Además, cuentan asimismo con policías especialistas en la detección de demandas falsas, que usan la técnica 'Veripol', donde tras investigar el lenguaje del artículo de la demanda, en el momento en que éste lanza un prominente porcentaje de ser falso, se complementa con una entrevista policial.

Este género de formas de proceder suponen un estafa a las empresas de seguros que se personan en las causas judiciales como insultados, por el enorme perjuicio económico que suponen.