Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Dos conductores en Palma, denunciados por conducir en estado de embriaguez y rechazar pruebas de alcoholemia.

Dos conductores en Palma, denunciados por conducir en estado de embriaguez y rechazar pruebas de alcoholemia.

PALMA, 24 Ago.

La Policía Local de Palma ha interpuesto dos denuncias por dos supuestos delitos contra la seguridad vial a dos hombres por conducir bajo los efectos del alcohol y negarse a someterse a las pruebas de alcoholemia.

Al primero de los conductores denunciado se le dio el alto el domingo a las 01.06 horas, en un control de etilometría y documentación de vehículos ubicado en la calle Federico García Lorca, en la zona de Gomila.

En un comunicado, la Policía Local ha explicado que se trata de un varón de 27 años que al realizar la prueba de detección alcohólica dio un resultado positivo de 0,77 mg/l.

Por estos motivos, los agentes informaron al conductor de la presunta comisión de un delito contra la seguridad del tráfico, así como de su condición de investigado, por lo que sería citado para comparecer ante la autoridad judicial para la celebración de un juicio rápido.

El segundo de los casos tuvo lugar ese mismo día a las 22.30 horas en la calle Gessamí del barrio Es Rafal-Vivero. En esta ocasión se trataba de un varón de 38 años que circulaba por la calle Aragó y al que los agentes observaron que no respetó un semáforo en rojo.

Una vez interceptado el vehículo, los policías pudieron constatar que se encontraba bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que le comunicaron que debía someterse a las pruebas de detección.

El automovilista reconoció que había consumido algunas cervezas y una vez efectuada la prueba indiciaria con el etilómetro portátil dio un resultado de 1,22 mg/l.

El conductor había sido previamente informado de que, de darse un resultado positivo, sería necesario realizar la prueba en un etilómetro evidencial. Sin embargo, el automovilista se negó a realizar la correspondiente prueba de etilometría, con respuestas evasivas e incoherentes hasta en seis ocasiones cuando se le solicitaba someterse a dicha prueba.

Después de varias reiteraciones, se informó al conductor de su presunta implicación en un delito contra la seguridad vial, en este caso por la negativa a someterse a las pruebas para detectar alcohol. El vehículo fue inmovilizado y llevado al depósito de Sa Riera, para su posterior puesta a disposición de su propietario.