Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Dos individuos acusados de coordinar el transporte ilegal de 17 migrantes argelinos en una embarcación llegarán a juicio en enero después de rechazar cualquier acuerdo legal propuesto.

Dos individuos acusados de coordinar el transporte ilegal de 17 migrantes argelinos en una embarcación llegarán a juicio en enero después de rechazar cualquier acuerdo legal propuesto.

PALMA, 28 Nov.

Dos hombres de 19 y 33 años acusados de patronear una patera con 17 ocupantes de Argelia a Cabrera han rechazado este martes un acuerdo con la Fiscalía e irán a juicio el próximo 16 de enero.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares ha acogido este martes una vista que ha terminado sin conformidad. El Ministerio Público pide para cada uno de los detenidos cinco años de prisión por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

La Fiscalía acusa a los dos individuos, de nacionalidad argelina --al igual que el resto de la tripulación de la embarcación--, de pertenecer a una organización asentada en Argelia dedicada a trasladar a personas desde el mismo país hasta España, por lo que se encuentran recluidos desde el día de su detención.

Según la información proporcionada, los hechos ocurrieron el pasado 19 de agosto a las 01.00 horas, cuando la embarcación salió de la playa de Bourmerdès con los dos hombres al mando del motor, turnándose en su control. Durante la travesía, estos daban órdenes a los pasajeros, llevaban la dirección y el rumbo de la patera mediante un dispositivo GPS.

La embarcación, que tenía un motor fuera borda, transportaba a 15 hombres y dos mujeres de la localidad de Tizi Uzu, quienes habían pagado 500 millones de dinares argelinos cada uno para embarcarse en el viaje.

El escrito del fiscal revela que el viaje se realizó en una embarcación precaria de pequeñas dimensiones, sin cumplir los estándares de seguridad y con una línea de flotación fácilmente superable por el agua.

Además, durante el trayecto, se quedaron sin combustible, situación que provocó "momentos de angustia y pánico" entre los pasajeros, muchos de los cuales no llevaban chalecos salvavidas.

Ante esta situación, los ocupantes de la patera comenzaron a hacer señales con sus teléfonos móviles para llamar la atención de otras embarcaciones que se encontraban en el mar. Finalmente, quedaron varados cerca de la costa de Cabrera y fueron rescatados a las 02.30 horas del 21 de agosto por Salvamento Marítimo.