• sábado 28 de enero del 2023

El acusado de encerrar y violar a una mujer ebria en el baño de un pub de Menorca afirma que la relación fue permitida

img

El hecho sucedió en un pub de Mahón en el mes de julio de 2016, de forma que la situacion llega a juicio seis años y medio después

PALMA, 23 Ene.

Un joven de 29 años juzgado por violar a una mujer, aprovechándose de su estado de embriaguez, en el baño de un pub en Menorca, se ha defendido este lunes de las acusaciones aseverando que la relación con la mujer fue permitida.

La Audiencia Provincial de Baleares ha festejado este lunes el juicio, en el que el acusado, un vecino de Córdoba, se encara a una condena de diez años de prisión. El hecho sucedió en un pub de Mahón en el mes de julio de 2016, de forma que la situacion llega a juicio seis años y medio después.

En el juicio, el hombre ha reconocido que conoció a la víctima en la disco, que los dos consumieron alcohol y que estuvieron comentando. Ha asegurado que fue ella quien le invitó a ir al baño y que una vez dentro empezó a hacerle una mamada. En este sentido, el joven ha negado que la penetrara, más allá de que se hallaron restos de su semen en la región íntima de la mujer.

Aunque el acusado ha manifestado no rememorar varios de los datos por los que preguntaba la Fiscalía, sí ha insistido en que no logró nada en oposición a la intención de la mujer. "No va conmigo", aseguró.

Así, el joven ha recalcado que "lo que pasara fue una cosa de 2" y que en verdad "ella deseaba mucho más", pero como él "ahora había logrado lo que deseaba" --que había eyaculado, especificó-- pretendía irse: "Sospecho que le sentaría mal, la dejé como, 'ahí te quedas'".

También ha negado que al ingresar en el baño cerrara el pestillo para encerrar a la mujer: "Ni sé si había pestillo", dijo.

La Fiscalía, en cambio, mantiene que el joven prosiguió a la víctima al baño y se metió tras ella echando el cerrojo, que la empujó hacia los sanitarios, le quitó por fuerza la ropa y la violó. Siguiendo con el relato del fiscal, asimismo la habría inmovilizado y tratado de penetrarla analmente sin lograrlo.

La situación acabó en el momento en que el dueño del local les logró salir, un aspecto que sí ha corroborado el acusado. "Tocaba la puerta el dueño de la disco a fin de que saliésemos. Ella no deseaba salir, se encontraba cabreada, salió insultándome", ha contado el procesado, que tras esto salió a su casa.

En el momento de última palabra el joven ha insistido en que es "inocente": "Me queda esto grande", dijo.

Por su parte, la víctima mantuvo su demanda. En su declaración explicó que en el momento en que iban a cerrar el local, no hallaba a sus amigos por el hecho de que "se ve que se habían ido hacía unos 15 minutos".

Antes de irse la mujer fue al servicio, pero el hombre entró en el baño tras ella. "Le dije que saliese y no salió, me comenzó a besar y toquetear, le dije que parara. No paraba y me puso contra el inodoro, yo le decía que no deseaba", ha contado la mujer, que indicó que había bebido por lo menos "seis o siete copas" y se encontraba "mareada".

La mujer ha ratificado que el hombre la penetró anal y vaginalmente, hasta el momento en que el dueño del bar llamó a la puerta. "Fue ahí en el momento en que me soltó y salí", explicó la víctima, que tras esto llamó a sus amigos a fin de que la fuesen a buscar. El mismo día puso una demanda.

La mujer ha rechazado reclamar una indemnización, que la Fiscalía fijaba en 20.300 euros.

Además de la pena de prisión la fiscal solicita una medida de independencia observada por diez años tras salir de la prisión y una orden de alejamiento a favor de la víctima a lo largo de 15 años.

Más información

El acusado de encerrar y violar a una mujer ebria en el baño de un pub de Menorca afirma que la relación fue permitida