• domingo 25 de septiembre del 2022

El acusado de patronear una patera con 15 migrantes de Argelia a Formentera mantiene que solo era un pasajero

img

PALMA, 6 Sep.

El hombre acusado de patronear una patera con 15 personas dentro desde Argelia hasta Formentera a inicios del actual año ha negado, este martes en la Audiencia Provincial, ser el guía de la embarcación, y ha sostenido que solo era un pasajero mucho más.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares evalúa este martes al hombre, argelino de 31 años, que se encara a una solicitud de seis años de prisión por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

La patera partió hacia costas españolas con 15 usuarios dentro, de nacionalidad argelina y guineana, evitando la normativa sobre inmigración y control de fronteras. Los migrantes desembarcaron en la playa de S'Estufador, en Formentera, el 11 de enero del año en curso, tras un par de días de travesía desde Douadoua (Argelia), según la Policía.

La Fiscalía mantiene que este viaje se realizó en una embarcación insuficiente, de pequeñas dimensiones y dotada de un solo motor de 40 caballos. En este sentido, comprende que los migrantes corrieron un serio peligro de naufragio, con grave riesgo para sus vidas en tanto que además de esto carecían de elementos de seguridad y salvamento ni asistencia para la navegación.

Múltiples usuarios de la embarcación declararon frente a la Policía señalando al acusado como el patrón. Sin embargo, éste se ha defendido asegurando que solo era un pasajero mucho más y señalando como guía a otra persona sin detectar.

El hombre ha proclamado que, mediante un intercesor al que conoció por Facebook, se puso en contacto con 2 personas a las que pagó 1.200 euros por el viaje a España, y se embarcó llevando únicamente una mochila "con algo de ropa".

A lo largo de todo el interrogatorio se mantuvo en esta línea, asegurando que el patrón de la embarcación era otra persona, que llevaba colgado del cuello un dispositivo GPS y que tenía una brújula.

Según la versión que ha aportado frente al Tribunal, el patrón de la embarcación había advertido a todo el conjunto que, si les paraba la Policía, debían decir que se alternaban entre todos para pilotar la embarcación. También dijo que esta persona les conminó a fin de que no le señalasen como el guía.

De esta manera, ha negado haber dado normas a los migrantes a fin de que se separasen en 2 conjuntos --uno de guineanos y otro de argelinos--. Por otro lado ha reconocido que el motor de la embarcación se paró múltiples ocasiones a lo largo del viaje, si bien, contradiciendo a la Fiscalía, aseguró que los usuarios llevaban chaleco salvavidas.

Entre los migrantes que identificó al acusado como patrón de la embarcación presentó una demanda un tiempo después, en una comisaría de Málaga, declarando que recibía amenazas por la parte del hermano del detenido por haberle señalado.