• viernes 09 de diciembre del 2022

El acusado por una estafa con diamantes a una pareja de afirma que se los hurtaron en Sierra Leona

img

Piensa que 2 ayudantes locales le tendieron una trampa y también reitera que que su "obsesión" es "resarcir" a los inversores

PALMA, 28 Sep.

El empresario de 72 años acusado por una estafa con diamantes de Sierra Leona a una pareja ha negado este miércoles el supuesto engaño, asegurando que le "asaltaron" en el país africano y le hurtaron los diamantes tras adquirirlos.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial evalúa al hombre, acusado de estafar 400.000 euros a un matrimonio, que cerró un convenio con el procesado en el tercer mes del año de 2012 y también hipotecó su vivienda para la operación. La fiscal solicita para el hombre una lástima de tres años y seis meses de prisión por un delito de estafa tal como el abono de la cantidad presuntamente defraudada.

En el juicio, el acusado explicó que en esa operación asimismo adquirió diamantes para otra gente, por un valor de tres millones de dólares americanos, y que el plan era exportar las piedras a Bélgica. Sin embargo, tras dejar el local de compra en la región minera de Kono con los diamantes en una mochila --en tanto que era "mucho más disimulado" que un maletín-- padeció "un ataque" en el sendero, antes de llegar al centro de Freetown donde se efectuaban los trámites para regularizar las exportaciones.

"Sé que semeja una película pero les aseguro que no es así", insistía el procesado, que explicó que los asaltantes le sacaron los diamantes, dinero y documentación. Iba con otras tres personas, una de ellas el chófer, y 2 hombres "de seguridad" locales, que se han quedado con los ladrones. "No lo podré probar jamás pero pienso que fueron ellos mismos quienes me vendieron", ha proclamado.

Según explicó, los asaltantes "mataron" a los 2 ayudantes y sus cadáveres fueron encontrados mucho más adelante: "Pienso que estaban en concordancia y les salió mal". A él y al conductor los ladrones les dejaron ir. Aunque no le hicieron "nada", acabó en el hospital por atravesar los bosques.

En este sentido, el acusado ha reconocido que jamás entregó los diamantes ni ningún dinero, pero ha insistido en que su "obsesión" es "resarcir" a quienes confiaron en él. Actualmente solo cobra una pensión no contributiva de 400 euros.

Más información

El acusado por una estafa con diamantes a una pareja de afirma que se los hurtaron en Sierra Leona