Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

El alquiler en Baleares aumenta un 17,3% en febrero respecto al año pasado, informa pisos.com

El alquiler en Baleares aumenta un 17,3% en febrero respecto al año pasado, informa pisos.com

Palma aumenta un 13,7% interanual, con un precio medio de 16,66 euros por metro cuadrado

PALMA, 11 Mar.

El precio del alquiler en febrero ha subido en Baleares un 17,3% en relación con el año pasado, situándose como la tercera región de España con el mayor aumento, según pisos.com.

Así se desprenden los datos del informe mensual del portal inmobiliario publicado este lunes, que señala que el precio medio del alquiler en las Islas durante este último mes ha sido de 17,15 euros por metro cuadrado.

De este modo, la mensualidad registrada ha supuesto una subida mensual del 2,7%, el segundo ascenso nacional más pronunciado. Además, el archipiélago balear ha sido la autonomía con la mensualidad más cara.

Por su parte, Palma ha marcado en febrero de 2024 un precio medio de 16,66 euros por metro cuadrado, que posiciona la capital balear en el cuarto lugar en la lista de las capitales de provincia más caras del país. Asimismo, Palma ha registrado una caída mensual del 1,6% y, frente a febrero de 2023, un aumento del 13,7%.

A nivel nacional, el piso de alquiler en España tuvo en febrero de 2024 un precio medio de 11,32 euros por metro cuadrado, subiendo un 0,9% mensual. Respecto a febrero de 2023, el incremento fue del 7,9%.

El director de estudios de pisos.com, Ferran Font, ha indicado que en el mercado de la vivienda "todo esta conectado". "Ante una disponibilidad reducida de inmuebles, los precios de venta suben. Al poner un piso en alquiler, no solo se busca pagar la hipoteca, sino extraer algo de rentabilidad, y si se ha comprado caro y lo que se obtiene no compensa, la oferta se retira del alquiler residencial, y vuelta a empezar", ha explicado Font.

En esta línea, ha subrayado que esta retirada de oferta en alquiler ahora cuenta con "un nuevo factor de presión: el índice de precios de referencia elaborado por el Gobierno". "La medida no ha empezado con buen pie, pues solo una comunidad autónoma va a aplicarla, y sin estar del todo de acuerdo con la metodología que tiene detrás", ha considerado.

Además, ha criticado la "poca definición" de este índice respecto, por ejemplo, a su régimen sancionador, y ha apuntado que "no solo van a aumentar las fugas de inmuebles que ahora estaban alquilados, sino que se paralizará el volcado de nuevas viviendas en alquiler".

"Estrechar el cerco sobre los propietarios perjudica seriamente al mercado del alquiler", ha señalado, añadiendo que "si no se toman decisiones estratégicas que aumenten el parque edificatorio público más que penalizar el ya existente, nos vamos a encontrar con un serio problema de accesibilidad". Por ello, ha insistido en que "una normativa que no va más allá del precio, sin tener en cuenta nada más, solo añadirá más descontento y rechazo".