Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

El alquiler turístico ilegal se expande a nuevas modalidades según el Consell, que promueve inspecciones.

El alquiler turístico ilegal se expande a nuevas modalidades según el Consell, que promueve inspecciones.

El Consell de Mallorca ha anunciado que este verano llevará a cabo 2.500 inspecciones para combatir la actividad turística ilegal en la isla.

PALMA, 14 Jun.

Según han informado el conseller insular de Turismo, José Marcial Rodríguez, y la directora insular de Turismo para la Oferta y la Calidad, Clara del Moral, se ha observado que la oferta de alquiler turístico ilegal se ha expandido a habitaciones e incluso a furgonetas, que se encuentran disponibles por 150 euros la noche en plataformas de anuncios online.

Este sábado y hasta mediados de noviembre, el Consell de Mallorca llevará a cabo un plan de inspección con más de 2.500 actuaciones en toda la isla para detectar y perseguir la oferta turística ilegal, así como posibles irregularidades en la oferta reglada.

Del total de inspecciones programadas, alrededor del 80% estará enfocado en combatir el alquiler turístico ilegal en Mallorca. Según el INE, aproximadamente habría unas 20.000 plazas ilegales en la isla. Se han detectado casos de alquiler ilegal de habitaciones e incluso furgonetas camperizadas durante los servicios de inspección.

De las 2.500 actuaciones, alrededor de 600 se realizarán en respuesta a denuncias y reclamaciones, mientras que las otras 1.900 se centrarán en controlar la actividad ilegal en diferentes establecimientos.

Entre las 1.900 inspecciones, se llevarán a cabo 1.500 para inspeccionar la oferta ilegal y 400 para revisar posibles irregularidades en la oferta legal, como la sobreocupación, el turismo de excesos y la comprobación del 3% del producto local.

Además, Rodríguez ha mencionado que el Departamento de Turismo está en negociaciones con la Federación de Entidades Locales (Felib) para ampliar la colaboración con los ayuntamientos y las policías locales con el fin de tener más control sobre la oferta turística en las calles de los municipios.

En conclusión, el Consell de Mallorca se compromete a seguir trabajando para impulsar la oferta legal y eliminar del mercado a aquellos que ofrecen servicios de forma ilegal, con el objetivo de mejorar la calidad y sostenibilidad del turismo en la isla.