• miércoles 1 de febrero del 2023

El año judicial en Baleares: los juicios de Cursach y Peaje, Rodríguez en prisión y otras novedades de 2022

img

   PALMA, 30 Dic.

   Casos mediáticos como las piezas Cursach o Peaje se han juzgado este año 2022 en Baleares, en el que los tribunales asimismo dejan novedades como el ingreso en prisión del expresidente del PP de Palma José María Rodríguez o el juicio del 'delito del jacuzzi' de Menorca.

   Este año asimismo se ha juzgado el incendio de los Juzgados de Ibiza y se han dictado las primeras condenas contra personas acusadas de patronear pateras hasta Baleares. La 'ley del solo sí es sí', la demanda de Fiscalía contra el presidente del Consell de Ibiza y la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Caso Móviles inteligentes fueron otros sucesos relevantes.

   En la época de junio arrancaba el juicio primordial de la macrocausa de corrupción de la Policía Local, con el empresario Bartolomé Cursach en el banquillo. A pocos días de empezar las sesiones la Fiscalía ahora rebajó su solicitud de pena de prisión para múltiples de los acusados --para Cursach, de ocho años y medio a un año y medio-- y retiró acusaciones para otros muchos --el directivo de Tito's, Jaime Lladó, y la exdirectora general de Turismo, Pilar Carbonell, entre ellos--.

   A lo largo del juicio en la Audiencia Provincial, ahora en el mes de noviembre, la Fiscalía retiró el resto de acusaciones, y al llevarlo a cabo asimismo las acusaciones particulares, Cursach quedaba de forma automática absuelto. Una imagen que se recordará fue la del fiscal Tomás Herranz en el momento en que en su informe solicitó perdón a los acusados.

   De 24 procesados en un principio, al final solo han quedado acusados 2 policías locales, que en sentencia fueron exculpados; una sentencia que abre métodos contra múltiples presentes naturalmente falso testimonio y obstrucción a la Justicia, y que piensa asimismo un nuevo frente para el juez Manuel Penalva y el exfiscal Miguel Ángel Subirán por supuestos delitos en la instrucción de la causa.

   Y es que este año ha continuado el trámite en el Tribunal Superior de Justicia contra los gobernantes que estudiaron a Cursach. En junio, la Sala de lo Penal dictó un coche acordando juzgarlos por coartes, obstrucción a la justicia y detenciones ilegales.

   El caso, no obstante, prosigue pendiente de juicio. En marzo, el Tribunal Constitucional estimaba los elementos de Europa Press y Diario de Mallorca sobre las medidas dictadas por el juez Miquel Florit en 2018, al comienzo del trámite. El Alto Tribunal amparó a los cronistas y declaró que se habían vulnerado sus derechos al no dejarles impugnar el rastreo de sus llamadas y la incautación de sus teléfonos.

   Al terminar el año las partes aún discuten sobre la llegada de esta sentencia, que ordena retrotraer las actuaciones y que en sus argumentos certifica que los coches afectaban de manera directa al derecho al misterio profesional periodístico.

   Mientras que, ciertas acusaciones --si bien todavía no la Fiscalía-- ahora fueron presentando sus escritos de acusación. Los abogados de Cursach lo hicieron inmediatamente después de finalizar su juicio en la Audiencia. El empresario solicita 200 años de prisión, 338 años de inhabilitación y multas de 2,3 millones para los gobernantes que le estudiaron --y se reserva el derecho para pedir indemnizaciones por la vía civil--.

   Otro enorme caso que se desinfló al llegar a juicio fue la situacion Peaje, la última parte de corrupción de la etapa de Unió Mallorquina en el Consell de Mallorca, sobre un presunto desvío de fondos a lo largo del desdoblamiento de la carretera Palma-Manacor.

   El juicio se había retrasado por las adversidades de Justicia para acoger un macrojuicio de estas peculiaridades, con un jurado habitual, y por último se apuntó para el 5 de septiembre habilitando un espacio en Sa Gerreria.

   La parte se cerró con un acuerdo entre Fiscalía, Consell de Mallorca y defensas. Se retiró la acusación contra el exconseller Antoni Pascual y otros cinco procesados, se declararon precriptos los hechos para otros tres y se acordaron esenciales rebajas de penas para el resto, al lado del pago de multas.

    El acuerdo asimismo incluía una regularización del contrato de administración de la carretera Ma-15 y el deber de la concesionaria de sacar los contenciosos contra el Consell, de entre 350 y 400 millones de euros.

   En julio el Tribunal Supremo confirmó la condena al expresidente del PP de Palma y exconseller de Interior del Govern, José María Rodríguez, de tres años y medio de prisión por la situacion Over. El político presentó un recurso de amparo en el Tribunal Constitucional para intentar eludir la prisión. Sin embargo, a día de el día de hoy prosigue pendiente de resolución.

   De esta forma, Rodríguez recogía en el mes de octubre el orden de ingreso en prisión, exactamente el mismo día en que la Audiencia reanudaba el macrojuicio de Cursach, con lo que su llegada al Palacio de Justicia fue captada por las cámaras.

   Rodríguez ingresó exactamente el mismo día, pero lo logró en el Centro de Inserción Social (CIS) de la prisión y poco después conseguía el tercer nivel. Supone poder escapar del Centro a lo largo del día, debiendo regresar solo para reposar, y es el paso antes de conseguir la independencia condicional.

   En la Audiencia se juzgaron con jurado habitual múltiples casos de crueldad de género: en el mes de mayo fue culpado a 21 años de prisión un hombre por una paliza que mató a su mujer en Son Cotoner; y en el mes de octubre, se dictó una condena de 23 años por el homicidio de Remedios Cortés a manos de su pareja, quien la golpeó con una piedra en la cabeza.

   El último de estos juicios, popular como el 'delito del jacuzzi', acabó con una condena máxima, de 25 años de prisión. El jurado declaró que la desaparición de Elizabeth Pimentel no fue un incidente, como procuró fingir su marido, sino más bien un asesinato. El caso se había tratado como una muerte accidental hasta el momento en que una grabación encontrada en el teléfono de la víctima incriminó al hombre, al que Venezuela procuraba a nivel internacional por la desaparición de otra mujer.

   Otro juicio con jurado fue el del incendio del edificio okupa de Es Viver, en el que murió una mujer en el mes de enero de 2019. Uno de los 2 acusados fue absuelto y para el otro se rebajó la pena. Son exactamente los mismos hombres procesados por el incendio de los Juzgados de Ibiza, cuyo juicio se festejó en el mes de noviembre y está pendiente de sentencia.

   Asimismo este 2022 se han dictado las primeras condenas por pilotaje de pateras hasta Baleares. La clave fué que se practicó como prueba preconstituida la declaración de los usuarios a su llegada --en tanto que más tarde la Justicia tiene bastantes inconvenientes para encontrarlos--.

   En mayo, Bélgica rechazó extraditar al rapero mallorquín Valtònyc a España tras reiterar el juicio. En septiembre, la Fiscalía se querelló contra el presidente del Consell de Ibiza, Vicent Marí, por supuesta prevaricación en la campaña 'La vida Islados'. Y, entre otros muchos temas, asimismo este año se han popular los escritos de acusación de la Fiscalía para la regidora Neus Truyol por los vertidos de Emaya y para los migrantes del 'avión patera' de 2021 por sedición.

   Otro tema que dio que charlar entre los juristas fue la 'ley del solo sí es sí': en el mes de noviembre la Audiencia ordenó la excarcelación instantánea de 2 presos tras una revisión como condena, y ha trascendido un caso que está en el Tribunal Supremo por una agresión sexual a una menor en Mallorca.

Más información

El año judicial en Baleares: los juicios de Cursach y Peaje, Rodríguez en prisión y otras novedades de 2022