Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

El Centro Oceanográfico de Baleares reporta aumento de plásticos en el mar: "Inquietante falta de reducción".

El Centro Oceanográfico de Baleares reporta aumento de plásticos en el mar:

La necesidad de una gestión integrada del medio marino es resaltada por Salud Deudero, directora del Centro Oceanográfico de Baleares del IEO-CSIC, quien advierte sobre la preocupante presencia de plásticos en el mar balear. A pesar de las políticas implementadas para reducir la cantidad de plásticos, estos siguen sin disminuir, lo que Deudero considera alarmante.

En una entrevista con Europa Press, Deudero explica que a pesar de las medidas de gestión aplicadas, los datos muestran que la presencia de plásticos y microplásticos en el mar de las Islas no ha disminuido, lo cual es un indicativo de la persistencia del problema a pesar de las acciones tomadas.

Deudero señala que la situación se debe a la continua descarga de plásticos al mar, al sobreuso de este material y a su efecto residual, que no se degrada con facilidad. A pesar de que Baleares cuenta con una buena gestión de residuos, factores como el tráfico marítimo y las corrientes marinas también contribuyen a la presencia de plásticos en el mar balear.

Según Deudero, el 80% de los plásticos provienen de actividades terrestres, mientras que el 20% restante se relaciona con actividades marinas. La presencia de pélets, un tipo de microplástico, no es tan elevada en las costas de las Islas, pero su peligrosidad radica en las sustancias contaminantes que pueden acumular, advierte la investigadora.

Para Deudero, es fundamental una gestión integrada del medio marino, donde todas las administraciones involucradas en la gestión del mar acuerden un plan estratégico conjunto. La protección de áreas marinas, incluidas en la gestión del espacio marítimo, es esencial para preservar la biodiversidad en un contexto de constante degradación de las costas baleares y del mar Mediterráneo en general.

Proteger las zonas marinas incrementa el valor de los productos extraídos de ellas, así como a nivel turístico, asevera Deudero. La investigadora destaca la importancia de la posidonia y aboga por medidas valientes para proteger las zonas donde esta planta acuática se encuentra en buen estado, sin necesidad de prohibir por completo el acceso al mar.

La pérdida de las praderas de posidonia tiene consecuencias que van desde la pérdida de playas hasta la disminución de zonas de cría de especies marinas, señala Deudero. Además, el aumento de la temperatura del mar debido al cambio climático tiene efectos devastadores en el ecosistema marino, provocando la muerte de diversas especies y la invasión de organismos tropicales en el Mediterráneo.

En conclusión, Deudero destaca la importancia de comprender las consecuencias de la actividad humana en el medio marino y de exigir medidas efectivas a las administraciones pertinentes. Su reciente retorno a la dirección del Centro Oceanográfico de Baleares la llena de ilusión, con la esperanza de poder cumplir con la misión de investigar y asesorar bajo el paraguas del CSIC.