• domingo 02 de octubre del 2022

El Consell aprueba la modificación del contrato del servicio de administración de restos sólidos urbanos con Mac Insular

img

La concesión sale adelante con 24 votos convenientes y ocho abstenciones

PALMA, 28 Jul.

El pleno del Consell de Mallorca ha aprobado este jueves la modificación del contrato de explotación del servicio de administración de los restos sólidos urbanos de Mallorca con la compañía Mac Insular, con 24 votos convenientes y ocho abstenciones.

De este modo, se reinicia la colaboración con la concesionaria Mac Insular, responsable de los restos de construcción, demolición, grandes y neumáticos fuera de empleo, una vez que la compañía suspendiese el pasado martes todos y cada uno de los contenciosos valorados en cerca de cien millones.

Al respecto, la presidenta de la institución insular, Catalina Cladera, se ha felicitado por "un convenio muy positivo para Mallorca" que piensa "un punto de cambio en la contratación de este sistema". "Soluciona una situación muy complicada y que fuimos capaces de desbloquear, aportando una garantía jurídica que hasta la actualidad no teníamos", ha proclamado.

En exactamente el mismo sentido se pronounció la vicepresidenta y consellera de Sostenibilidad y Medio Ambiente, Aurora Ribot, quien ha añadido que "se está recuperando el sentido de la concesión" con un contrato "transparente y aplicable", aparte de terminar al "enfrentamiento legal que existe, que podía terminar con un resultado de desaprobaciones del cerca de cien millones que, indudablemente, afectarían la integridad de la institución".

"A pesar de la inflación económica de hoy y el incremento del coste de la vida, mi deber era sostener el valor de la cuota como lo poseemos en este momento (en valores de 2009) y, de esta forma, poder garantizar que el Consell está al lado de la ciudadanía en el momento en que mucho más lo precisa", ha continuado la consellera Ribot.

Cabe rememorar que el origen de la problemática con la concesionaria se remonta al 2003, en el momento en que se suscribió un contrato que transformaba a Mac Insular en la concesionaria para administrar los restos de construcción, demolición, grandes y neumáticos fuera de empleo.

Según el Consell, más allá de que la actividad no comenzó hasta el 2006, "ahora se podía ver en esos primeros años que la app que se hacía del contrato dejaba la compañía en unas condiciones muy provechosas y sin margen para maniobrar para la institución". Por ello, desde 2007 se comenzaron a buscar vías para reelaborar la relación con Mac Insular.

Durante la legislatura del 2011-2015, la consellera de Medio Ambiente ha propuesto declarar la nulidad del contrato entre el Consell y la concesionaria, pero no se logró. El Consell Consultiu resolvió que la nulidad no era viable y que los inconvenientes que presentaba el contrato se debían emprender por la vía de la interpretación del contrato.

A partir de la legislatura del 2015-2019, se realizó una auditoría y asesoría económica, con un valor próximo al quinientos mil de euros, cuyas conclusiones no llegaron hasta el primer año de la legislatura de hoy. A partir de aquí, y siguiendo las sugerencias del Consell Consultiu, se comenzó a interpretar el contrato con Mac Insular.

Más información

El Consell aprueba la modificación del contrato del servicio de administración de restos sólidos urbanos con Mac Insular