• miércoles 1 de febrero del 2023

El Consell de Mallorca recibe las llaves de la central térmica de Alcanada

img


PALMA, 7 Dic.

El Consell de Mallorca ha recibido este miércoles las llaves de la central térmica de Alcanada como ademán simbólico de la adquisición de la infraestructura por la parte de la institución insular.

El acto tuvo sitio este miércoles y en él participaron la presidenta insular, Catalina Cladera, la presidenta del Govern, Francina Armengol, el conseller de Fondos Europeos, Universidad y Cultura, Miquel Company, la regidora de Alcúdia, Bàrbara Rebassa, y directivo general de Endesa en Baleares, Martí Ribas.

"Recobramos la central de Alcanada. A partir de el día de hoy este rincón es patrimonio de todos y cada uno de los mallorquines", ha señalado Cladera, que ha remarcado que en este momento queda terminantemente conservado de "cualquier intento de perturbación de su fisionomía".

La presidenta insular ha remarcado que con esta compra el Consell da un paso definitivo hacia la protección de todo el ambiente, la descontaminación y la rehabilitación de los restos industriales.

Por su parte, Armengol ha señalado que la central térmica es una parte del patrimonio de la isla y del ayuntamiento y ha subrayado que tiene asimismo un considerable "concepto histórico" para todas y cada una de las familias que trabajaron en la vieja GESA.

La líder del Ejecutivo ha reivindicado que se vive un tiempo "complejo de ocasiones" y que la central es un espacio con muchas opciones que puede ser "actualizado y conveniente a las pretensiones del siglo XXI.

La presidenta del Govern expresó la necesidad de ofrecer un salto cualitativo y cuantitativo en temas de transición energética y ha reivindicado el papel adelantado en esta materia por la parte de Baleares.

La institución insular ha recordado en una publicación oficial que a inicios de año la Comisión de Patrimonio instó a comenzar el expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) de la central, que va a ser estable en 2023.

La declaración de BIC reconoce el valor familiar y también histórico del grupo de arquitectura industrial, la central emprendimiento de Vázquez Molezún, y el poblado anexo del arquitecto mallorquín Ferragut.

"Con la adquisición de la central de Alcanada, el Consell de Mallorca da sentido a la declaración de BIC y cierra una extendida etapa de trabajo para hallar proteger este patrimonio industrial y poner las bases a fin de que toda Mallorca logre admirarlo y gozarlo con un emprendimiento muy ambicioso como es el Alcúdia Tech Mar", aseguró Cladera.

En la publicación oficial, el Consell de Mallorca explicó que está pensado comenzar la descontaminación de los terrenos y de las instalaciones este 2023, merced a una partida de un millón de euros de los capitales insulares para el emprendimiento de la descontaminación y a cinco millones de euros de los Fondos de Transición que va a recibir la región de Alcúdia para asistir desmantelar la central de Es Murterar.

Según han añadido, la restauración de Alcanada se va a hacer aparente en una segunda etapa, que contempla la restauración de las partes mucho más simbólicas de la central como las chimeneas, las naves de los generadores, las salas de control, las conducciones, la cinta de carbón y la marquesina de hormigón.

La primera de las tres turbinas que tuvo Alcanada se puso en marcha en 1957. Durante 25 años surtió de electricidad a parte importante de Mallorca, en una localización que dejaba el simple abastecimiento de carbón y otros recursos desde los navíos que llegaban al puerto.

La construcción de la central de es Murterar, mucho más actualizada y eficaz, logró obsoleta la existencia de esta infraestructura y en 1982 dejó de generar electricidad.

El espacio se fué degradando gracias a los años de inacción. Actualmente es imposible conocer las distintas edificaciones por fundamento de seguridad.

Cladera asimismo ha remarcado que recobrar este sitio deja fuera a la especulación, conserva parte del patrimonio industrial mucho más reciente y torna posible que las instalaciones tengan un nuevo empleo cultural y popular.

"La Mallorca del futuro es imposible crear sin entender de qué forma llegamos hasta aquí", ha concluido la presidenta insular.

Más información

El Consell de Mallorca recibe las llaves de la central térmica de Alcanada