• lunes 05 de diciembre del 2022

El estruendos o las retardas de contestación, entre las reclamaciones más frecuentes a la Defensora de Ciudadanía de Palma

img

PALMA, 28 Jun.

El estruendos, el incivismo, la demora de las respuestas por la parte de la administración o los inconvenientes de disponibilidad son ciertas se las reclamaciones mucho más usuales a la Defensora de la Ciudadanía del Ayuntamiento de Palma.

Así lo ha expuesto la Defensora de la Ciudadanía, Anna Moilanen, frente a la salón de plenos del Ayuntamiento, donde ha anunciado la Memoria de la Oficina de 2021, cuyo presupuesto ejecutado el año pasado fue de 205.036,62€, un coste aproximado de 0,49€/habitante.

Durante 2021, las áreas mucho más perjudicadas en lo que se refiere a reclamaciones fueron Urbanismo, Emaya, Sanidad (por su rivalidad en temas de ruidos), Infraestructuras y Multas. Concretamente, desde la Oficina se han generado 144 necesidades de informe a las distintas áreas.

Durante 2021 se abrieron 64 nuevos expedientes con la cuenta de vulneración de Derechos de la ciudadanía, se reabrieron cinco y se salvó un remanente de 81 expedientes de años precedentes. Por tanto, se trabajaron un total de 150 expedientes de Derechos de la Ciudadanía.

En relación con los expedientes de Información, Mediación y Asesoramiento (IMA), hubo un total de 356. Si a los precedentes se aúnan los 16 expedientes del Defensor del Pueblo, en 2021 en la Oficina de la Defensora se trabajó sobre 522 expedientes en suma.

La Defensora de la Ciudadanía ha señalado que si las resoluciones en pos de la ciudadanía en el 2020 fueron 6 de cada diez, en el 2021 fueron 4 de cada diez.

Según ha expuesto Moilanen, los tiempos de resolución de los expedientes han variado según su dificultad, viéndose perjudicado ese período por la demora en la recepción de los reportes y la rotación del personal de la Oficina, que en ciertos instantes durante 2021 fue de tres personas.

El 63% de los expedientes se soluciona en menos de un año, "un tiempo elevado" de espera a la ciudadanía, indicó la Defensora. El 37% de los expedientes resueltos a lo largo de 2021 se retardaron hasta un par de años o mucho más.

Desde la Oficina se difundieron en 2021 2 sugerencias: una sobre la participación de la ciudadanía en los proyectos de particular trascendencia, en proyectos temáticos y sectoriales, y otra sobre la atención presencial de la ciudadanía en el ejercicio de sus derechos frente a los servicios municipales. Sin embargo, hasta hoy, no se ha recibido contestación de aceptación o rechazo expreso de ninguna de ellas.

A lo largo de 2021, aparte de las citas y entrevistas con la ciudadanía, se mantuvieron 261 encuentros y asambleas. La Defensora ha recordado que Baleares no tiene una defensoría o sindicatura autonómica, "una deuda y falta de deber con toda la ciudadanía de las Islas y un incumplimiento flagrante del Estatut d'Autonomia". Por este fundamento, desde la Oficina de la Defensora de Palma se aceptan a trámite como expediente IMA reclamaciones plus municipales.

Más información

El estruendos o las retardas de contestación, entre las reclamaciones más frecuentes a la Defensora de Ciudadanía de Palma

Noticias de hoy más vistas