Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

El GOB exige al Govern la suspensión del Reggaeton Beach Festival hasta obtener autorización

El GOB exige al Govern la suspensión del Reggaeton Beach Festival hasta obtener autorización

El grupo ecologista GOB ha exigido a la Conselleria de Agricultura, Pesca y Medio Natural que cambie la ubicación del Reggaeton Beach Festival Mallorca 2024, que iba a tener lugar en Can Picafort, a otra zona o que se detenga su comercialización hasta que se cuente con el permiso del Ayuntamiento de Santa Margalida.

Estas medidas han sido solicitadas en un comunicado dirigido al departamento liderado por el conseller Joan Simonet, debido al posible "impacto acústico" que podría afectar a áreas designadas como Lugares de Importancia Comunitaria (LIC), Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y al Parque Natural de Llevant.

Según los ecologistas, los niveles de contaminación acústica registrados durante la última edición del festival en las estaciones de medición ubicadas en el espacio natural protegido "superaron incluso los límites establecidos legalmente para áreas industriales, donde se permite el mayor nivel de contaminación".

La asociación considera que este es un "impacto ambiental que no se ha evaluado adecuadamente" y que, por su intensidad, "podría afectar a la fauna", en particular a las aves, al "obligar al desplazamiento de ejemplares, como lo han demostrado numerosos estudios científicos".

En el comunicado, se destaca que durante las fechas programadas para el festival -13 y 14 de julio-, las especies de aves presentes en el espacio protegido ya han concluido en su mayoría la reproducción y las crías "se encuentran en su fase más vulnerable". "Provocar su desplazamiento prematuro y forzado fuera de áreas seguras conocidas, como alrededor de los nidos, aumenta su riesgo de mortalidad", argumentan.

Entre las especies más destacadas que se reproducen en la zona se encuentran el alcaraván común, el chorlitejo patinegro, la curruca balear, la curruca rabilarga, la cogujada montesina y la terrera común. La mitad de estas especies muestran una disminución en sus poblaciones o "no han sido evaluadas adecuadamente", según datos ministeriales recopilados por SEO/Birdlife.

En el escrito presentado a la Conselleria, el GOB ha subrayado que el festival, que ya se está promocionando y comercializando, "no cuenta con la autorización municipal ni con los informes ambientales necesarios", razón por la cual solicitan una pausa en la comercialización para evitar "una violación flagrante de la legalidad".

Además, han pedido, entre otras medidas, una "evaluación adecuada" de las repercusiones del evento y una restricción del ruido permitido en áreas que "necesitan protección especial contra la contaminación acústica" a un máximo de 60 decibelios ponderados.

Del mismo modo, desde el GOB solicitan que si los niveles máximos de ruido legalmente permitidos o que puedan ser aceptables para espacios Natura 2000 no se pueden cumplir, "se impida la celebración del festival en la ubicación prevista".