• viernes 09 de diciembre del 2022

El GOB solicita al Consell que retire su Ruta de los Faros por el hecho de que "acentuará la turistificación de espacios naturales"

img

PALMA, 11 Oct.

El conjunto ecologista GOB ha pedido al Consell que retire la Ruta de los Faros que está impulsando al estimar que va a aumentar "un aumento de presión humana fundamental en el litoral", en una isla ahora "superpoblada", y también "acentuará la turistificación de los espacios naturales".

El GOB ha anunciado alegaciones al plan particular de ordenación que da forma a esta ruta senderista, impulsada por el Departamento de Sostenibilidad y Medio Ambiente que encabeza Aurora Ribot. La ruta discurre primordialmente por el litoral sobre 283 km entre Cala Rajada y el Port d'Andratx.

Los ecologistas piensan "una falacia" la intención obtenida en el plan de que la ruta "no debe ser útil para aumentar el nombre de turistas, sino más bien para llevar a cabo un cambio de modelo".

Frente a esto, el GOB arguye que hacer cualquier novedosa oferta ayuda a aumentar la presión sobre los elementos y cree que "semeja que se persigue" acrecentar los turistas en temporada baja, algo que por sí mismo "no contribuirá a un cambio de modelo si no se merma la presión veraniega". En este sentido, cree que este último propósito está "fuera del alcance" del emprendimiento.

Además comprenden que la Ruta va a aumentar la presión humana sobre el litoral, "acrecentando los impactos que padece esta región en una isla súperpoblada". Los ecologistas critican que en el emprendimiento no se muestra ninguna aproximación al número de individuos previstos ni a la aptitud de carga de los distintos tramos y espacios por los que discurre la Ruta, "si bien es obvio que la creación y promoción de una oferta de ocio del mismo tipos indudablemente producirá un aumento fundamental del número de personas que van a hacer empleo de los espacios por los que discurre".

En esta línea, el GOB influye en que la ruta "afectará de manera importante" a espacios naturales amparados por distintos figuras de protección. Unos 73 km de la Ruta (el 26 por ciento del trazado) se ubican en espacios de importancia ambiental (LIC, ZEPA, parque natural), mientras que otros 47 (17 por ciento del trazado) lo hacen en ANEI o AANP.

Igualmente, el GOB advierte que si bien la mayoría de la Ruta discurriría por caminos públicos ahora que ya están, el trazado discurre asimismo por terrenos privados, en ciertos casos por caminos que no están en la actualidad libres al tráfico público y "en los que por consiguiente la intensidad de tráfico se multiplicaría sensiblemente". Además piensan que incentivará el tráfico de bicicletas todoterreno y caballos por caminos que hasta la actualidad tenían esencialmente un empleo peatonal.

Asimismo aprecian "muchas faltas a nivel técnico, tanto a nivel de concreción de las actuaciones como de análisis de consecuencias ambientales". Por ejemplo, el GOB ha destacado que se prevén diversos tipos de infraestructuras, como cobijos, parking y miradores, "si bien no se concretan a nivel cartográfico ni se especifican en lo más mínimo".

Del mismo modo, se charla de tramos de novedosa construcción, "pero no se indican en la cartografía ni se efectúa una evaluación descriptiva de sus secuelas ambientales como correspondería".

Por último, el GOB duda de la aptitud del Consell para administrar la Ruta una vez implantada. La previsión de partida por cuidado de forma anual en el plan es de 37.664 euros, "una cantidad que semeja bastante escasa para sostener los mucho más de 283 km de trazado".

Además piensan aún "mucho más grave" que no se prevea ninguna partida económica para la supervisión, "de la que es dependiente que se logre asegurar la eficiencia de las medidas precautorias y correctoras para eludir impactos esenciales", como el estruendos que logre perjudicar a la fauna, basuras, la utilización incontrolado de fuego, el abandono del trazado de la Ruta entrando a áreas ambientalmente sensibles, o la circulación en bicicleta o caballo por tramos en los que solo estaría tolerado el tráfico caminando.

Por todo ello, el GOB ha anunciado un pliego de alegaciones pidiendo la retirada del plan.

Más información

El GOB solicita al Consell que retire su Ruta de los Faros por el hecho de que "acentuará la turistificación de espacios naturales"