Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

El Govern aplaude normas europeas para proteger IG pero critica ausencia de 'producto insular'

El Govern aplaude normas europeas para proteger IG pero critica ausencia de 'producto insular'

La Dirección General de Calidad Agroalimentaria y Producto Local del Govern valora positivamente la aprobación, por parte del Parlamento Europeo, de las nuevas normas sobre protección de las indicaciones geográficas (IG). Sin embargo, lamenta que el nuevo reglamento no incluya la categoría de 'producto insular'.

En concreto, el reglamento aprobado incorpora medidas para proteger que dominios hagan un uso ilegal de las indicaciones geográficas para el vino, las bebidas alcohólicas y los productos agrícolas en internet y plantea una agilización en la tramitación y registro.

Además, fuentes de la Dirección General celebran el reconocimiento de las agrupaciones de productores, su papel ante las administraciones y la forma en la que se reconocerán.

Si bien, lamentan la supresión del artículo 32, relativo a la posibilidad de proteger a los productos de la agricultura insular. Este artículo instaba a la Comisión Europea a elaborar un informe sobre la posibilidad de crear la categoría de producto de la agricultura insular como "una figura de protección" a los productos de regiones insulares como ya existe, por ejemplo, con los productos de montaña.

Desde el departamento balear de Calidad Agroalimentaria y Producto Local señalan que el informe de la Comisión consideró que "no era necesaria" esta categoría y, en consecuencia, se ha eliminado esta posibilidad en el nuevo reglamento. "En la práctica supone la pérdida de una posibilidad de diferenciar nuestros productos en el mercado de la Unión Europea", apuntan.

"Las regiones insulares tienen problemas estructurales en cuanto a sus producciones agrarias y se ha eliminado un posible instrumento para compensar los problemas derivados de la insularidad", consideran, remarcando que Baleares no compite "en igualdad de condiciones" respecto a los productos del continente u otros territorios que tienen la condición de región ultraperiférica, como Canarias.

El presidente de la Denominación de Origen (DO) Oli de Mallorca, Joan Mayol, aplaude las nuevas normas a nivel europeo en este sentido, al considerar positivos todos los puntos que incluye el reglamento aprobado, pero afirma que no suponen "un cambio sustancial".

Asimismo, Mayol considera una buena noticia que exista una normativa europea que impida o penalice el uso ilegal en internet de una indicación geográfica. "Si contamos con el apoyo de la UE en este sentido no podemos más que felicitarnos", señala en declaraciones a Europa Press.

Igualmente, subraya que algunas de las cuestiones que contempla el nuevo reglamento europeo estaban recomendadas pero no reguladas. Como ejemplo, Mayol explica que el Consejo Regulador había establecido unas normas de buen uso de las indicaciones geográficas cuando estas afectan a un ingrediente. Ahora, desde la DO Oli de Mallorca celebran que "este apoyo será muy positivo".

En esta línea, ha apuntado que incluir el nombre del fabricante en el mismo campo visual que la etiqueta de la indicación geográfica es "una cosa que ya sucedía" pero que "ahora quedará fijada".

En cuanto a la simplificación del proceso de registro que contempla el reglamento, Mayol ha señalado que se trata igualmente de una medida positiva puesto que "existían procesos lentísimos de registro de indicaciones geográficas en detrimento de los productores".

Aunque dicha simplificación, que establece un plazo fijo de seis meses para el examen de las nuevas IG, no afectará a las administraciones estatal y autonómica, Mayol sugiere que "no estaría mal" que el Gobierno y el Govern "asumieran una regla similar". "Pasar años para que se pueda inscribir un alimento de calidad no deja de ser una manera de retrasar las ventajas que puede ofrecer a los productores", considera el presidente de la DO Oli de Mallorca.

El Reglamento, que fue aprobado con 520 votos a favor, 19 en contra y 64 abstenciones, protege las indicaciones geográficas en internet y fuera de la red, otorga más poderes a los productores y simplifica el proceso de registro de nuevas indicaciones geográficas.

En concreto, la Eurocámara determinó que las autoridades nacionales tendrán que tomar medidas administrativas y judiciales para prevenir e impedir el uso ilegal de las indicaciones geográficas en el comercio digital.

En consecuencia, los dominios que hagan un uso ilegal de las indicaciones geográficas serán clausurados o se limitará el acceso a ellos a través del bloqueo geográfico. Además, la Oficina de Propiedad Intelectual de la UE (Euipo) establecerá un sistema de alerta para dominios.

El reglamento también define que la indicación geográfica de un ingrediente podrá utilizarse en el nombre, etiquetado o publicidad de un producto procesado "solo si se utiliza en cantidad suficiente", es decir, que sea una característica esencial al producto final.

Además, el porcentaje del ingrediente deberá incluirse en el etiquetado y la agrupación de productores reconocida para el ingrediente deberá ser notificada por el fabricante del producto y, además, podrá emitir recomendaciones sobre su uso.

Por otro lado, los productores de indicaciones geográficas podrán prevenir o contrarrestar cualquier práctica comercial que vaya en detrimento de la imagen y el valor de sus productos. Para aumentar la transparencia, los eurodiputados defendieron que el nombre del fabricante figurará en el mismo campo de visión en la etiqueta que la indicación geográfica.

Por último, el proceso de registro de las indicaciones geográficas será "más sencillo" y se fijará un plazo fijo de seis meses para el examen de las nuevas IG.