• martes 27 de septiembre del 2022

El Govern publica un archivo con los presuntos en los que la seguridad laboral predomina sobre el ahorro energético

img

PALMA, 9 Ago.

El Govern balear ha anunciado este martes una instrucción donde se comunica de los presuntos donde la normativa de seguridad laboral predomina sobre el Real Decreto Ley de ahorro energético, en lo que se refiere a la regulación de temperaturas.

La instrucción ten en cuenta que, como ahora se venía aplicando hasta la actualidad, las propiedades del ambiente de los cargos laborales, como es la temperatura o la humedad, están reguladas según el Real Decreto 486/1997, que establece "las disposiciones de seguridad y salud en los cargos laborales", como recuerda ahora nuestro RDL de medidas de ahorro energético que en este momento va a entrar en vigor.

En este sentido, el RD 486/97 ahora marca que el umbral máximo en ocupaciones no sedentarias se ubica entre los 14 y los 25 grados, dependiendo de la actividad y el peligro laboral para su avance. Asimismo, la temperatura de los locales donde se efectúan trabajos sedentarios, propios de áreas de trabajo o afines, la temperatura va a estar comprendida entre los 17 y los 27 grados.

Por tanto, van a ser las compañías por medio de sus servicios de prevención (propios o extraños) las que valorarán, en todos y cada caso, los peligros laborales de cada puesto, y que determinarán, para cada puesto, actividad y área, las temperaturas correctas que garantizarán la seguridad y salud de la gente trabajadoras.

Más específicamente, la instrucción de la Conselleria ejemplariza distintas teóricos donde va a ser rivalidad de los servicios de prevención los umbrales térmicos. Estos son, por servirnos de un ejemplo, cargos laborales con temperatura del aire alta (cocinas de sitios de comidas), cargos laborales con superiores escenarios de humedad (lavanderías), tareas donde se realice una actividad física intensa o cargos laborales con radiación térmica elevada (hornos).

Más información

El Govern publica un archivo con los presuntos en los que la seguridad laboral predomina sobre el ahorro energético