Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

El Govern se convierte en arrendador para poner viviendas vacías en alquiler seguro

El Govern se convierte en arrendador para poner viviendas vacías en alquiler seguro

El Gobierno autonómico de Baleares pondrá en marcha un revolucionario programa de alquiler seguro, en el cual se convertirá en arrendador de viviendas vacías para luego subarrendarlas a precios asequibles y por debajo del mercado a residentes de las islas.

La consellera de Vivienda, Territorio y Movilidad, Marta Vidal, ha detallado este martes en el Parlament la implementación de este programa a petición de Més per Menorca y en respuesta a una moción aprobada el pasado 3 de octubre que instaba al Gobierno a llevar a cabo un programa de alquiler seguro.

Según Vidal, el objetivo principal es poner en el mercado de alquiler una gran cantidad de viviendas vacías en las Islas Baleares, estimadas entre 80.000 y 100.000 según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La consellera explicó que muchas de estas viviendas permanecen desocupadas debido a la desconfianza de los propietarios a ofrecerlas en alquiler, ya sea por temor a impagos o porque los inquilinos no cuiden adecuadamente la propiedad.

Esto ha llevado a que muchas de estas viviendas estén cerradas o sean utilizadas ilegalmente para alquiler turístico, creando una doble problemática que el programa busca abordar.

El Gobierno actuará como arrendador de estas viviendas para asegurar los pagos y el estado de las mismas, y luego las subarrendará a residentes a precios más bajos, con descuentos de hasta un 30% respecto al mercado.

La gestión del programa estará a cargo de los colegios de agentes de la propiedad inmobiliaria y administradores de fincas, quienes seguirán los criterios establecidos por el Gobierno.

Para poder formar parte del programa, las viviendas deben haber permanecido cerradas al menos seis meses, tener una antigüedad mínima de tres años y no ser propiedad de grandes tenedores. Los beneficiarios deberán ser residentes de Baleares, tener el piso como residencia habitual y cumplir con los requisitos de renta establecidos.

El programa tendrá una duración de dos años y se llevará a cabo a través del Instituto Balear de la Vivienda (Ibavi) y la Conselleria de Vivienda, Territorio y Movilidad. Se espera que sea aprobado por el Consejo de Administración del Ibavi a finales de mayo y posteriormente por el Consell de Govern.