• domingo 25 de septiembre del 2022

El Grupo de Rescate de Montaña de Bomberos de Mallorca se aproxima al "récord" tras llegar este año a 185 rescates

img

PALMA, 17 Ago.

El Grupo de Rescate de Montaña de Bomberos de Mallorca se aproxima al récord tras llegar a los 185 actuaciones y rescates en lo que va de año.

En una publicación oficial, el servicio especializado se ha felicitado que 2022 puede transformarse en "un año de récord" tras pasar de una media de cien actuaciones cada un año a prácticamente 200 salidas cada un año.

En este sentido, el conjunto ha subrayado "la inclinación en alza" de las intervenciones. En ocho años, ha duplicado el número de rescates, de una media de ciento actuaciones cada un año a sobrepasar "con creces" las 200 salidas.

Además, el conjunto especializado ha subrayado sus sacrificios en la prevención para achicar los accidentes y accionar con conciencia en las sendas en la montaña.

"Se aconseja entender bien el paraje, que sea conveniente a la aptitud física de cada quien, salir muy pertrechado, estar informado de las condiciones meteorológicas y comunicar a alguien de nuestra ubicación para eludir accidentes", enfatizó.

El Grupo de Rescate de Montaña registró que este verano han proliferado ocasiones de deshidratación, golpes de calor o agotamiento físico que han requerido de actuación.

Al respecto, ha sugerido mudar los hábitos en el momento en que se sale a la montaña o efectuar una actividad deportiva en los meses de sobra calor.

"Hay que eludir las horas centrales del día, tener en consideración la hidratación y se debe llevar protección contra el sol y el calor. Incluso, es conveniente proponerse si vale la pena salir si es un día de calor profundo", ha aseverado.

A pesar de esto, el servicio especializado ha detallado que primavera y el otoño son las estaciones que registran mucho más rescates, en tanto que "el buen tiempo favorece salir de excursión".

Asimismo, el Grupo de Rescate de Montaña ha subrayado la presencia de distintas accidentes motivados por la imprudencia de gente que brinca desde las rocas en el mar.

"Es una actividad muy dañina, puesto que los bañistas ignoran la hondura que hay lugar desde donde brincan, y si la conocen, jamás se deben confiar por el hecho de que el calado puede mudar", ha concluido.