• sábado 28 de enero del 2023

El Informe Mar Balear 2022 apunta a un incremento de la proporción de peces en las reservas marinas de las Islas

img

Las atrapas de pesca reducen en 2021 un 44% en relación a 2022

La gamba roja es la clase capturada de la que derivan mucho más capital, hasta 4,5 millones de euros

PALMA, 20 Oct.

El Informe Mar Balear 2022 ha apuntado a un incremento de la proporción de peces en las reservas marinas de las Islas, lo que piensa que se transformen en zonas "mucho más interesantes" para efectuar inmersiones, que se han cuadriplicado desde 2005 por cada quilómetro cuadrado protegido.

Según ha señalado el archivo, la área de reservas marinas de interés pesquero creció desde 1982 hasta sumar 664,4 km cuadrados, si bien han advertido que la pesca está prohibida únicamente en un siete por ciento de esta área --un 0,16 por ciento del mar balear--, un valor "alejadísimo del deber asumido por el Gobierno de España de resguardar un diez por ciento de la área marina con un prominente nivel de protección".

Así, han reiterado que la enorme mayoría de Áreas Marinas Protegidas (AMP) tienen aumentos en la biomasa de peces atacables a la pesca. Algunas de estas son el Levante de Mallorca, la Isla del Toro, Sa Dragonera, Freus de Ibiza y Formentera, Islas Malgrats, Norte de Menorca, Punta de sa Creu, Migjorn de Mallorca, Bahía de Palma y también Illa de l'Aire.

Con todo, hay otras que detallan algunos decrecimientos, como la Costa Noreste de Ibiza-Tagomago, el Parque Nacional de Cabrera y el Parque Natural de s'Albufera des Grau, probablemente gracias a una menor restricción pesquera y/o diferencias entre hábitats.

Por otro lado, el informe asimismo ha actualizado información sobre las atrapas pesqueras y los estados de los stocks de pesca de Baleares. En este sentido, las atrapas pesqueras de 2021 han disminuido un 44 por ciento en relación a las de 2022 "como resultado directa de una reducción de la flota pesquera profesional".

La gamba roja es la clase capturada de la que se derivan mucho más capital (4,5 millones de euros cada un año). Actualmente, según el archivo, esta población está en estado de sobreexplotación.

Por su parte, han señalado que la pesca de la cigala se hace de forma sostenible, en tanto que las atrapas están bajo su desempeño máximo viable, al paso que desde 2010 se registró un incremento "importante" del depósito de reproductores de atún colorado en aguas del mar balear.

Además, la raya 'Raja clavata' es el elasmobranquio mucho más tomado en 2021 y representa cerca del 50 por ciento de todas y cada una de las atrapas desembarcadas en la lonja de estas especies, si bien no se tienen datos sobre el estado de sus ciudades.

Por último, el informe establece que el número de licencias de pesca recreativa ha incrementado a lo largo de los años de crisis, con una media de 45 embarcaciones de este género por cada embarcación de pesca profesional.

Más información

El Informe Mar Balear 2022 apunta a un incremento de la proporción de peces en las reservas marinas de las Islas