• lunes 05 de diciembre del 2022

El juicio del caso Cursach se reanuda con la declaración de un ex- trabajador de Megapark

img

PALMA, diez Oct.

El juicio por la situacion Cursach se ha retomado este lunes en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares con la declaración de un ex- trabajador de la disco Megapark, en concreto se dedicaba a seguridad.

Al comienzo de su declaración, a cuestiones de la Fiscalía, ha asegurado que conocía a ciertos policías. En aspecto, mencionó del agente Carlos Vallecido, para el que el Ministerio Fiscal pide seis años y medio de prisión.

Con este ex- trabajador de Cursach empiezan las sesiones en las que mucho más de 300 presentes declarán frente al Tribunal, que encabeza la jueza Samantha Romero. Precisamente fue Romero quien comunicó, en el mes de julio, tanto al Ministerio Fiscal como acusaciones particulares y abogados de la defensa que el proceso seguiría tras el verano.

La última sesión sucedió el pasado 15 de julio, justo un mes una vez que comenzara en el edificio del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB). Cabe rememorar que la visión oral está señalada por la Sección Primera hasta abril del año próximo y, antes del comienzo, el Ministerio Fiscal tachó unas partes del escrito inicial, retirando la acusación contra ocho personas, una de ellas fallecida a lo largo de la etapa de instrucción judicial.

Estas novedosas conclusiones prescindían de sobra de 20 folios del relato firmado por nuestro Carrau y el fiscal Miguel Ángel Subirán --que va a ir a juicio por la instrucción primordialmente del 'caso ORA'-- a fines de 2018, cuyo eje primordial era el delito de cohecho al estimar que los acusados del conjunto Cursach "brindaron las normas y órdenes oportunas a fin de que se llevara a cabo la práctica frecuente de obsequiar u obsequiar a distintos gobernantes públicos que tenían competencias en temas que podían perjudicar la marcha de los negocios de ocio del conjunto".

Con todo, los fiscales tacharon sobre el previo escrito cualquier referencia de beneficiar al entramado empresarial de Cursach y describían las actuaciones y resoluciones "arbitrarias y también infundadas" de los causantes de la Policía Local de la Patrulla Verde y agentes que se dedicaron a lo largo de años a examinar locales para producir "perjuicios económicos a distintos hombres de negocios".

En la primera día del juicio, que fue el 13 de junio, el Tribunal decidió absolver a seis de los acusados una vez que Fiscalía y acusación especial retiraran los cargos y los abogados de la defensa demandaran su absolución.

En preciso, se trataba del ex- directivo de la disco Tito's Jaime Lladó, el trabajador de Tito's Arturo Segade, el ex- policía Antoni Bergas, la ex- directiva general de Turismo Pilar Carbonell, el funcionario de la Conselleria de Turismo Bernardí Seguí y el funcionario del Ayuntamiento de Palma Julián Garau.

También los abogados de la defensa solicitaron la nulidad del escrito del Ministerio Fiscal por las ediciones efectuadas, algo que el Tribunal desechó. Una vez que los letrados expusieron sus cuestiones anteriores y la mayor parte solicitó la anulación de la instrucción judicial por las "irregularidades cometidas" en la investigación del juez Manuel Penalva y el fiscal Miguel Ángel Subirán, la Audiencia acordó proseguir.

En ese coche, de sobra de 200 páginas, el Tribunal justificaba su resolución de proseguir adelante con la visión oral al no contar "con elementos que acrediten con la contundencia que se requiere para un pronunciamiento de nulidad o absolución". Por ello, emplazó a oír a los presentes para "apreciar la presencia de contradicciones entre lo proclamado y lo que declare en este momento".

Seguidamente a este coche judicial, han comenzado las afirmaciones de los investigados. El empresario Bartolomé Cursach, primordial encausado, y el ex- directivo del Grupo Cursach, Bartlomé Sbert, se acogieron a su derecho de no declarar una vez que el Tribunal negase una solicitud en bloque de los abogados de la defensa de que se alterara el orden de testimonios a fin de que primero lo hiciesen los presentes y, después, los procesados. Es mucho más, el letrado de Cursach, Enrique Molina, puntualizó: "He sugerido a mi representado que no afirma hasta comprender de qué va el juicio".

En un principio, Cursach se encaraba a ocho años y medio de prisión, pero tras la modificación del escrito del Ministerio Fiscal, vio rebajada la petición de pena a un año y medio de prisión. En aspecto, la Fiscalía le asigna delitos de pertenencia a organización criminal y prevaricación, pero retiró los cargos de cohecho y acciones.

Tras sus negativas, declararon el resto de los acusados: Joan Miquel Mut (12 años de inhabilitación), Bartolomé Capó (un año y tres meses de prisión), Feliciano Franco (un par de años de prisión), Gabriel Torres (tres años y medio de prisión), Gabriel Mayol (nueve años y medio de prisión), José Mayans (seis años y medio de prisión), Rafael Amengual (un par de años de prisión), Carlos Vallecillo (seis años y medio de prisión), Carlos Tomás (seis años y medio de prisión), Nicanor Góngora (seis años y medio de prisión), Jaime Nadal (absolución), Felipe Florit (un par de años de prisión), Rafael Estarellas (un par de años de inhabilitación), Tomás Mas (multa) y Daniel Montesinos (8 años de prisión).

Más información

El juicio del caso Cursach se reanuda con la declaración de un ex- trabajador de Megapark

Noticias de hoy más vistas