• miércoles 07 de diciembre del 2022

El juicio por la situacion Cursach se reanudará el diez de octubre tras terminar las afirmaciones de los acusados

img

   El juicio por la situacion Cursach se reanudará el próximo diez de octubre en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares una vez que este viernes hayan finalizado las afirmaciones de los 17 acusados.

   Así lo ha comunicado la presidenta del Tribunal, la jueza Samantha Romero, al Ministerio Fiscal, acusaciones particulares, abogados de la defensa y procesados cuando han acabado las afirmaciones previstas para este viernes, la de los policías Tomás Mas y Daniel Montesinos.

   Ambos han negado ofrecer preavisos de inspecciones a locales nocturnos y han subrayado irregularidades en la instrucción judicial. El primero que se ha sentado frente al Tribunal fué Tomás Mas, para quien la Fiscalía solicita una multa de 18 meses con una cuota día tras día de 60 euros por un delito de revelación de misterios.

   Mas, que solo respondió a cuestiones de su letrado, aseguró que "jamás" dió aviso a absolutamente nadie. En preciso, le han preguntado sobre un local de El Arenal, sobre el que el agente indicó que no conoce al dueño. "No puedo ofrecerle aviso si no lo conozco".

   Además, Mas ha recalcado que pese a estar suspendido, no tenía ingreso a reportes de la Patrulla Verde. En este sentido, ha destacado que cada unidad, en la Policía Local de Palma, trabajaba de manera "hermética y también sin dependencia".

   Seguidamente, el letrado le ha interrogado sobre un expediente que Tomás Mas abrió a un compañero agente. En este sentido, ha defendido que dio cuenta de unos hechos tras pensárselo en el transcurso de un tiempo, pero al final el fiscal Miguel Ángel Subirán lo paró, "como infinitas otras cosas", y al final el policía no fue sancionado, ni él fue llamado para declarar.

   En cuanto a las afirmaciones en la etapa de instrucción del caso Cursach, Tomás Mas ha aseverado que se sintió "intimidado" por el fiscal Subirán "en todas y cada una" las ocasiones que compareció. "No sé por qué me tenía esa inquina".

   A continuación, el agente Daniel Montesinos, miembro del Grupo de Acción Preventiva (GAP), ha negado haber dado preaviso de alguna inspección a establecimientos. La Fiscalía le asigna delitos de cohecho pasivo continuado, coartes, revelación de misterios y amenazas condicionales, hechos por los que solicita ocho años de prisión.

   Durante su relato, el policía local, que indicó que entró en el Cuerpo Municipal en 2005, ha descrito su tarea como agente en el GAP y ha justificado que ciertos establecimientos de la región de Gomila cerraran antes de realizar inspecciones por el hecho de que las asambleas de policías se efectuaban "a pocos metros de estos y podían ser vistos de manera perfecta".

   Montesinos ha señalado el acoso por la parte de un superior y ha señalado al conjunto de "Los honrados" --nombrados de esta manera en la etapa de instrucción-- incorporaban carteras perdidas en el momento en que hacían operaciones contra carteristas. Además del 'mobbing' por la parte del superior, el agente ha sostenido que asimismo lo padeció por la parte de este conjunto.

   Su letrado asimismo le ha interrogado sobre el careo con El Ico en etapa de instrucción frente al juez Manuel Penalva y el fiscal Subirán, y ha asegurado que no lo conocía.

   "Me acusaba de que yo le había comprado 2 kilogramos de drogas en lugar de 2 pistolas, que tomaba drogas con él. Le dije al juez que me hiciesen prueba de drogas, que yo no había tomado nada en mi vida", ha sostenido, para después asegurar que El Ico comenzó a llamarlo de otra manera por el nombre de Vallecillo: "Yo no comprendía nada".

   Seguidamente, el Tribunal ha preguntado a las distintas partes sobre los presentes y peritos, cifrados en 355. Uno de ellos va a ser el ex- alcalde de Calvià Carlos Delgado, que testificará a proposiciones del letrado de Bartolomé Sbert, 'mano derecha' de Cursach.

Más información

El juicio por la situacion Cursach se reanudará el diez de octubre tras terminar las afirmaciones de los acusados