• sábado 28 de enero del 2023

El líder de los Ángeles del Infierno afirma en el juicio que el club solo estuvo vigente en Mallorca hasta 2011

img

Se ha negado a contestar a la Fiscalía y mantiene que tras la disolución solo regresó a España de vacaciones

MADRID, 24 Ene.

El considerado líder de los Ángeles del Infierno en Mallorca, Frank Hanebuth, ha señalado este martes a lo largo del juicio que se festeja en la Audiencia Nacional, y a cuestiones de su defensa, que el 'capítulo' de este club de moteros solo estuvo vigente en Baleares de 2009 a 2011, y ha aseverado que tras esas datas solo pasó por allí de vacaciones.

De esta forma, el primordial acusado, al que la Fiscalía le solicita 13 años por los delitos de organización criminal, tenencia ilegal de armas, blanqueo de capitales y amenazas, trataba de desarmar lo reflejado en el escrito de acusación del Ministerio Púbblico, en el que se detalla que hubo una segunda etapa en Baleares desde finales de 2012 hasta el momento en que fue desmantelada en 2013.

Hanebuth, exactamente la misma la mayor parte del resto de acusados que han proclamado esta martes, se ha negado a contestar a las cuestiones de Fiscalía, y han proclamado sobre puntos muy específicos de la investigación. Ha negado tener negocios con el resto de investigados, ha señalado que paga en Alemania, que tiene compañías de seguridad y de gastronomía, y que no tiene características en España.

Además del supuesto líder de la organización, que ha leído de la palma de su mano ciertas datas sobre las que fué preguntado por su letrada, ha proclamado el que, a juicio de los fiscales, pertence a los inspiradores de los 'Hell Angels', Paul Engelke.

Éste, en declaración por videoconferencia y mientras que se fumaba un cigarro, explicó que jamás ha pertenecido a una asociación de moteros, que no tenía negocios con Hannebuth y que vivió en la vivienda 'Son Paraiso' --donde radicó una parte de la organización en Mallorca-- pero pagando un alquiler.

Se da la coyuntura de que múltiples de las cuestiones a los acusados han girado cerca de ese sitio, en verdad, Hanebuth asimismo ha podido confirmar que se hospedó en entre los pisos de 'Son Paraiso' y que tenían llaves diferentes para cada hogar.

Según el escrito del fiscal, Engelke es dueño del 30 por ciento de la finca y el otro dueño es Frank Hanebuth, con el 70 por ciento. Y sostiene que los fondos utilizados para su adquisición eran que proceden de las
ocupaciones delictivas de los Ángeles del Infierno.

Otro de los primordiales acusados, Abedlgani Yousaffi --al que la Fiscalía sitúa al lado de su hermano como entre los gobernantes que habrían facilitado el desembarco en Mallorca de Hanebuth-- ha negado asimismo haber participado en una organización criminal, ha rechazado haber conminado o coaccionado a absolutamente nadie y, por norma general, dijo no haber cometido ninguno de los hechos contados por el fiscal en su escrito.

Durante la mañana de este martes el plenario ha ventilado las cuestiones anteriores planteadas por las defensas y por el Ministerio Fiscal. Así, ha recibido un nuevo testigo propuesto por Anticorrupción, un agente de la UDEF, contra el método del resto de partes.

Además, ha rechazado las metas de múltiples de las defensas que habían expuesto que la investigación había sido prospectiva, que las intervenciones telefónicas no estuvieron justificadas bastante y que se había vulnerado el derecho a la defensa de alguno de ellos por el hecho de que se les imputaban delitos que no constaban en el instante de la detención.

Asimismo, las defensas argüían que no se podía charlar de delito de organización criminal pues en verdad estaban constituidos legalmente como asociación. Ante esto, la presidenta del Tribunal, Teresa Palacios, respondió que ser una asociación "no es patente de corso" para no ser una organización criminal y que en verdad entender ese radical es lo "nuclear" de la causa.

Por otro lado, este martes se llegó a una exclusiva conformidad con entre los acusados, sumaría el número 35 de los que llegan a acuerdo como condena. En preciso, Frank Werner Winkler ha recibido un año de prisión por pertenencia a organización criminal, pena que según un primer cálculo efectuado en la visión quedaría zanjada de más ya que pasó un año y medio en prisión precautoria tras su detención.

Cabe rememorar que la Fiscalía Anticorrupción presentó su escrito de acusación en el mes de enero de 2019 dirigiéndose contra 47 personas físicas y otras tres jurídicas por 16 cargos que lanzaban un saldo grupo de 298 años y medio de prisión. Cifra que con las rebajas que han supuesto las conformidades se vió sensiblemente achicada.

El coche de procesamiento dictado en su día por el juez instructor Eloy Velasco ubicaba a la cabeza de la organización a Frank Hanebuth, hasta el momento líder del conjunto en Hannover y considerado como uno de los más importantes líderes de los 'Hells Angels' en Europa.

No obstante, Hanebuth habría contado con el apoyo de Khalil Yousafi y su hermano Abdelghani, 2 gobernantes que le habrían facilitado el desembarco en Mallorca al lado de otro "conjunto de adláteres".

De acuerdo con el relato judicial, "los acusados son un grupo de personas estables en la isla de Mallorca que se integraban en una organización delictiva de ámbito en todo el mundo y que da un giro cerca de un club de moteros mundial popular como 'Hells Angels Motors Club' (HAMC)".

HAMC, establecida en 1948 en Estados Unidos, funcionaría por "episodios", visibles "conjuntos autónomos" que "de todos modos se limitan en una sólida composición jerárquica" que ejercita "un control de adentro de manera coactiva o beligerante".

"Los integrantes de la HAMC están comprometidos en delitos graves", que en un caso así se han traducido en acusaciones por organización criminal, blanqueo de capitales, tráfico de drogas, detención ilegal, tenencia ilegal de armas, prostitución, amenazas, coartes, extorsión, falsedad reportaje, encubrimiento, omisión del deber de perseguir delitos, violación de misterios y cohecho.

Más información

El líder de los Ángeles del Infierno afirma en el juicio que el club solo estuvo vigente en Mallorca hasta 2011