Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

El Parlament aprueba decreto de simplificación administrativa para convertirlo en ley.

El Parlament aprueba decreto de simplificación administrativa para convertirlo en ley.

El Govern y el PP celebran el triunfo en las elecciones europeas como un respaldo a las medidas implementadas en el último año

El PSIB evalúa impugnar el decreto ante el Tribunal Constitucional

PALMA, 11 Jun.

Durante la sesión plenaria del Parlament, se ha aprobado este martes, con el apoyo de PP y Vox, el decreto de simplificación administrativa, que tiene como objetivo reducir la burocracia, agilizar la Administración y facilitar las inversiones, y que posteriormente será tramitado como proyecto de ley.

"Después de ocho años de trámites engorrosos, ocho años de generar una maraña legislativa insoportable para los ciudadanos, las empresas y la administración, y ocho años de saturar la vida de la ciudadanía con procedimientos, comienza la época de la simplificación administrativa", afirmó el vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Hacienda e Innovación, Antoni Costa.

El decreto, aprobado el pasado 24 de mayo en el Consell de Govern, realiza modificaciones en medio centenar de leyes y 170 artículos, eliminando trámites que generaban duplicidades e impulsando medidas que afectan a todas las consellerias y a todas las administraciones públicas.

Entre otros aspectos, la normativa implica la eliminación de la Comisión de Medio Ambiente y, en cuanto a recursos hídricos, la reducción de los casos que requieren obligatoriamente un informe de la Dirección General correspondiente.

También se contempla la posibilidad de legalizar edificaciones, construcciones, instalaciones y usos irregulares, en un plazo máximo de tres años y con el pago de una sanción, pero sin poder destinarse al alquiler turístico.

El decreto también permite a los ayuntamientos habilitar temporalmente aparcamientos en suelo rústico para combatir la congestión. Además, autoriza a los consells insulares a externalizar las inspecciones técnicas de vehículos y establece un historial social único.

En materia de vivienda y urbanismo, una de las principales novedades es la agilización de las licencias urbanísticas municipales y la opción de externalizarlas a entidades colaboradoras urbanísticas (ECU). Asimismo, se elimina la exigencia de la cédula de habitabilidad de primera ocupación, emitida por los consells insulares, y se establece como requisito la licencia municipal de primera ocupación.

Tanto el conseller Antoni Costa como el portavoz del PP, Sebastià Sagreras, defienden que el resultado de las elecciones europeas del domingo pasado es un respaldo al decreto de simplificación, al igual que a las demás medidas implementadas en el último año. "Los ciudadanos han rechazado la política de difamación y la destrucción", agregó.

El conseller destacó que mejorar la relación entre la administración y la ciudadanía es una de las prioridades del Govern, y prometió que este decreto es solo un primer paso, ya que cada año se aprobará una ley de simplificación.

Costa subrayó que el decreto de simplificación "no significa un sí a todo", sino "un sí o un no en un plazo razonable".

La normativa fue aprobada con los votos a favor de PP y Vox. La diputada de este último partido, Patricia de las Heras, justificó su respaldo afirmando que responde a una "deficiente atención que sufre las consecuencias de ocho años de gobierno socialcomunista".

De las Heras aseguró que con esta ley se transfiere a la ciudadanía la responsabilidad sobre ciertos expedientes y se convierte la administración en un instrumento sencillo, accesible y al servicio de los ciudadanos.

Por su parte, el portavoz del PP, Sebastià Sagreras, hizo hincapié en la regularización de inmuebles en suelo rústico y argumentó que se trata de un problema relacionado con unas 30,000 viviendas construidas en las décadas de los 60 y 70, dentro de los parámetros de la época, que quedaron fuera de ordenación debido a normativas posteriores.

Según el 'popular', la afirmación falsa que ha intentado difundir el PSIB es que con el decreto aumentará la presión turística, ya que, reiteró, no se permitirá que las viviendas regularizadas se destinen a usos turísticos. Además, señaló que "el récord de construcción en suelo rústico se ha alcanzado bajo gobiernos de izquierdas, que se muestran ecologistas cuando están en la oposición".

Durante las intervenciones en contra, el portavoz del PSIB, Iago Negueruela, calificó el texto como la mayor agresión administrativa al territorio y adelantó que están considerando recurrirlo ante el Tribunal Constitucional (TC).

El socialista acusó al Ejecutivo de aprobar un fraude de ley al realizar modificaciones en medio centenar de leyes sin contar con informes, datos o consultas. "Se han saltado todas las normativas", insistió. Negueruela también acusó al Gobierno de "alimentar" a quienes desean "destruir" la Comisión Balear de Medio Ambiente.

En relación a la regularización de viviendas en suelo rústico, el portavoz de MÉS per Mallorca, Lluís Apesteguia, agregó que no se trata de legalizar viviendas modestas, sino de regularizar grandes propiedades.

Apesteguia lamentó que se vea la tramitación de licencias como una molestia, cuando en realidad son una garantía de que las construcciones cumplen con la legalidad y son seguras. "No han venido a agilizar la administración. Si ese fuera su objetivo, nos habrían encontrado. Han venido a recortar la administración", afirmó.

Para el portavoz de Més pe Menorca, Josep Castells, el Govern, bajo la excusa de la simplificación administrativa, ha impulsado un decreto "para hacer desaparecer todas sus obsesiones, como la Comisión Balear de Medio Ambiente". El representante menorquín acusó al Ejecutivo de transferir la responsabilidad de los procesos a la ciudadanía y a otras administraciones.

La diputada de Unidas Podemos, Cristina Gómez, criticó que el decreto ómnibus --'para todos', en latín-- beneficie solo a unos pocos en Campos. Gómez recordó que la tramitación se lleva a cabo en medio de la mesa de pacto por la sostenibilidad y comparó al Govern con el llamado "estafador del amor". "Ofrecen amor y pactos, y por detrás nos traicionan", concluyó.