• domingo 26 de marzo del 2023

El Parlament repudia una iniciativa de MÉS relativa al lugar de un nuevo marco de relaciones con el Estado

img

PALMA, 21 Feb.

El Parlament ha rechazado este martes una Proposición No de Ley (PNL) presentada por MÉS per Mallorca relativa al lugar de un nuevo marco de relaciones con el Estado.

El diputado de la capacitación Joan Mas fué el responsable de proteger, a lo largo del pleno del Parlament, la iniciativa, de la que enfatizó su necesidad por el hecho de que expone una "reparación histórica".

"Nos remontamos al comienzo del inconveniente, en el momento en que por conquista los mallorquines perdimos nuestros derechos", ha manifestado Mas, que ha considerado que "hoy día" la Constitución está "caducada" y el Estatut d'Autonomía quedó "traspasado".

"Requerimos sobrepasar el marco constitucional para ofrecer contestación a las pretensiones recientes y producir un marco nuevo estatuario", ha continuado el representante, que ha reiterado que "la última reforma del Estatut quedó superada" y Baleares precisa ser "conocida como lo que es, una red social histórica".

Por su parte, la representante anexa de Unidas Podemos, Esperança Sans, ha defendido, a lo largo de su turno de intervención, la "necesidad de reformar la Constitución para asegurar y acorazar mucho más derechos, mucho más autonomía y autogobierno a las comunidades, y que Baleares acepte mucho más competencias", por servirnos de un ejemplo en temas de vivienda.

El siguiente en intervenir fué el diputado del PP Manuel Lafuente, que ha valorado la Constitución vigente por ser "entre las que tiene mayor legitimidad democrática". Por tanto, ha insistido en el "equilibrio de la unidad y la pluralidad", que ha calificado de "primordial", y ha contemplado que "la mayor parte de ciudadanos de Baleares se sienten de europa, españoles y de todas sus islas en este marco jurídico del Estatut".

En su turno de intervención, el diputado de Ciudadanos (CS) Jesús Méndez ha justificado su situación en contra a "todos y cada uno de los puntos" de la proposición, al tiempo que el representante de Vox, Jorge Campos, ha criticado que se traten estas cuestiones "de hace 300 años" en el Parlament.

Desde El PI-Proposta per les Illes Balears, su representante, Josep Melià, ha coincidido en ciertos puntos de la iniciativa, como en los "efectos negativos" que tuvo el Decreto de Nueva Planta, y, si bien no ha compartido la afirmación de MÉS sobre que la Constitución está "superada", sí ha señalado que "hay puntos que precisan revisión".

Asimismo, el representante de Més per Menorca, Josep Castells, ha considerado que este enfrentamiento histórico y político "deja un conglomerado bien difícil de solucionar en un enfrentamiento de cinco minutos" y ha pedido "enfocar todas y cada una de las energías para progresar el autogobierno en el marco del Estatut vigente".

El último en intervenir fué el diputado socialista Joan Ferrer, que ha manifestado que rechazarán todos lo puntos presentados, si bien sí ha valorado "una reforma del Estatut" y de los derechos que ellos tengan en cuenta básicos, "pero no a partir de invocar el Decreto de Nueva Planta por el hecho de que puede retraer a otras cuestiones anecdóticas".

La idea, presentada por MÉS per Mallorca, consideraba ilícita la aprobación de los Decretos de Nueva Planta, fruto de la invasión de un territorio soberano, tal como la ocupación militar posterior y la imposición en las Islas de la política, administración, legislación y cultura.

Por otro lado, la normativa comprobaba que los periodos democráticos vividos en España estuvieron condicionados por estas ocupaciones y también imposiciones, y que el Estatut d'Autonomia de Baleares de 2007 "ha acabado su período", con lo que se debe "abrir la negociación de un nuevo pacto político entre la ciudadanía del país y el Reino de España, que blinde al autogobierno, derechos, libertades y también intereses de las Islas desde la actualización de la soberanía ilegítimamente derogada".

Más información

El Parlament repudia una iniciativa de MÉS relativa al lugar de un nuevo marco de relaciones con el Estado