Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

El precio de la vivienda sube un 1,3% en mayo en Baleares, llegando a los 4.036€/m2.

El precio de la vivienda sube un 1,3% en mayo en Baleares, llegando a los 4.036€/m2.

En Baleares, el precio de la vivienda usada ha aumentado un 1,3% en mayo, llegando a los 4.036 euros por metro cuadrado (€/m2) y manteniéndose como la comunidad autónoma más cara, según hogaria.net.

Los datos muestran que a nivel general, el precio de la vivienda usada en venta subió un 0,46% en comparación con abril, y la tasa interanual ha crecido un 5,5%. En mayo, 44 provincias registraron precios más altos que el mes anterior.

En el informe de mayo se confirma que el precio de la vivienda de segunda mano seguirá subiendo en los próximos meses, principalmente debido a la gran diferencia entre la oferta y la demanda, que es más notable en áreas con mayor presión de compradores.

Además, se espera que la posible reducción de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) en la segunda mitad del año facilite el acceso a la financiación, lo que podría provocar que los precios de la vivienda usada se incrementen aún más en el último trimestre del año.

Hogaria.net ha observado un nuevo aumento en el precio de la vivienda usada en venta durante mayo, con un precio medio por metro cuadrado de 1.920 euros, en comparación con los 1.910 euros al finalizar abril.

En cuanto a las provincias, los mayores incrementos de precios en mayo se registraron en Baleares (+1,3%), Soria (+1,2%), Navarra (+1,1%), Guadalajara (+1%) y Lugo (+0,9%), mientras que los mayores descensos se dieron en León (-0,7%), Huesca y Jaén (-0,4%), Burgos (-0,3%) y Córdoba (-0,2%).

Baleares, con 4.036 euros por metro cuadrado, se posiciona como la provincia más cara para adquirir una vivienda usada, seguida de Guipúzcoa (3.453 euros), Madrid (3.355 euros), Barcelona (3.297 euros) y Vizcaya (3.224 euros).

En contraste, Ciudad Real (1.148 euros), León (1.180 euros), Palencia (1.192 euros), Ourense (1.264 euros) y Badajoz (1.286 euros) son las provincias con los precios por metro cuadrado más bajos.