Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

El precio de las viviendas de segunda mano en Baleares aumenta un 7,7% en febrero comparado con el año anterior, informa pisos.com.

El precio de las viviendas de segunda mano en Baleares aumenta un 7,7% en febrero comparado con el año anterior, informa pisos.com.

En Palma, Baleares, el precio de la vivienda de segunda mano ha experimentado un aumento del 7,7% en febrero en comparación con el mismo mes del año anterior, según datos de pisos.com.

El informe mensual del portal inmobiliario publicado este lunes revela que el precio medio de la vivienda en las Islas es de 4.200 euros por metro cuadrado, convirtiendo a Baleares en la región con la vivienda más cara de todo el país. En enero de 2024, la región registró un aumento del 0,47%.

En cuanto a Palma, el precio de la vivienda ha crecido un 4,21% en comparación con el año anterior, alcanzando los 4.151 euros por metro cuadrado en febrero. Palma se posiciona como la cuarta capital de provincia con los precios más elevados.

Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, ha indicado que "la subida del precio de la vivienda continúa sin mostrar signos de freno". Además, señaló que los incrementos son generalizados a pesar de que los ingresos medios de los ciudadanos no han mejorado en la misma proporción.

Font expresó su preocupación por la escasez de nuevas promociones de vivienda en el mercado, lo que provoca un encarecimiento de la vivienda de segunda mano al convertirse en la única alternativa para los compradores en muchas zonas donde la construcción no avanza.

En términos de financiación, Font destacó que "la disminución de los tipos de interés establecidos por Europa podría acelerar aún más el aumento de los precios". Abogó por condiciones más favorables en los préstamos hipotecarios para evitar que la oferta limitada genere precios aún más altos en el mercado inmobiliario.

El experto también advirtió sobre el efecto de expulsión de las rentas más modestas de los centros urbanos, que se está extendiendo a distritos periféricos y municipios de cierto tamaño debido a la escalada de precios en el sector inmobiliario.