• domingo 25 de septiembre del 2022

El presidente del RCD Mallorca afirma que el informe de la NBA sobre Sarver "no afectará" al "deber" con el club

img

La sanción llega en un instante en el que el club deportivo está en el centro de una crisis política en el Consell de Mallorca

PALMA, 14 Sep.

El presidente del RCD Mallorca, Andy Kohlberg, ha anunciado una carta donde asegura que el informe de la NBA sobre Robert Sarver "no afectará" al "deber con el éxito en un largo plazo" del club bermellón ni "cambiará la manera en que se administra el club más adelante".

Éstas fueron las primeras manifestaciones de Kohlberg tras conocerse que el dueño del RCD Mallorca y de los Phoenix Suns Robert Sarver fué sancionado por la NBA con un año de inhabilitación y diez millones de dólares estadounidenses de multa por formas de proceder "racistas, menosprecio a mujeres usadas, comentarios inadecuados relativos al sexo o a la orientación sexual, tal como comentarios irrespetuosos".

El presidente del RCD Mallorca admite que "el informe de la NBA identifica cuestiones que son fundamento de preocupación", pero remarca que "lo mucho más importante es que el informe concluye que no se halló que la conducta de Sarver estuviese alentada por una animadversión racial o fundamentada en el género".

"Desde mi visión, jamás fuí testigo de ningún accionar no apto apoyado en la raza o el género a lo largo de los veinte años que fuí colega comercial de Robert Sarver. De hecho, no proseguiría formando una parte de ninguna organización donde en lo personal presenciara o tuviese conocimiento de este género de accionar", mantiene Kohlberg.

Según el presidente del RCD Mallorca, Sarver, "en su papel como dueño minoritario y integrante de la junta directiva del RCD Mallorca", fué "profesional en sus relaciones con el club". "Ninguna de las conclusiones del informe de la NBA señala participación alguna, ni refleja de ninguna forma, la manera en que se ha gestionado el RCD Mallorca desde el momento en que adquirimos el club en 2016", añade.

Por ello Kohlberg desea "garantizar a todas y cada una de las partes con intereses que el club siempre y en todo momento se ha gestionado de forma profesional, acatando los derechos de todas y cada una de las partes con intereses, con independencia de su género, raza, orientación sexual, origen económico o espiritual".

"Nuestro aparato de administración y conjunto dueño prosiguen en compromiso con la continuación de nuestros valores de integridad, respeto y también inclusión. Este informe de la NBA no afectará nuestro deber con el éxito en un largo plazo del RCD Mallorca y no cambiará la manera en que se administra el club más adelante", concluye la carta publicada en la página web del club mallorquín.

La Liga estadounidense comunicaba este martes de que "el señor Sarver, en por lo menos cinco oportunidades a lo largo de su orden en la organización Suns/Mercury, repitió la palabra N --nigger-- al referirse a los comentarios de otros". Asimismo, puso de ejemplo otras ocasiones afines, como "formas de proceder inadecuadas hacia mujeres usadas realizando comentarios sexuales en el sitio de trabajo", o en las que Sarver realizó "un trato degradante y duro hacia los usados".

La sanción llega en un instante en el que el club deportivo ahora se encontraba en el centro de una crisis política en el Consell de Mallorca por un patrocinio de la institución. El Consell de Mallorca anunció este martes que deja "sobre la mesa" los puntos relacionados con el patrocinio del RCD Mallorca y otros clubes de deportes de la isla, con lo que no se va a llevar a pleno.