• martes 31 de enero del 2023

El Senado reconoce la "bajísima" competitividad de Baleares y Canarias y solicita que las leyes tengan una óptica insular

img

MADRID, 15 Jun.

La Comisión de Despoblación y Reto Demográfico del Senado ha aprobado este miércoles un informe que, entre otras muchas cosas, admite que Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla son territorios que muestran una competitividad "baja o bajísima", al paso que sugiere al Gobierno que los proyectos de ley tengan la óptica de la insularidad.

El informe fué aprobado por los votos en pos de todos y cada uno de los partidos, menos Vox, que ha votado en contra, y el PP, que se ha abstenido. Resulta de una ponencia que se ha extendido a lo largo de mucho más de un par de años en la Cámara Alta y ha contado con la comparecencia de 64 ponentes, logrando reunir a 4 presidentes autonómicos y a los de los cabildos. Su propósito es investigar las "problemáticas" que suceden y afectan a ciudadanos de los territorios insulares españoles y a Ceuta y Melilla, por su condición de territorios extrapeninsulares.

Así, sus conclusiones --que se estructuran en los bloques institucional; económico y transformación digital; transportes, urgencia climática y medio ambiente; y políticas sociales y variedad-- comprueban estas adversidades, que afectan ciertamente a la calidad o nivel de vida de los ciudadanos de estos territorios y determinan una pérdida de competitividad en relación a los peninsulares o continentales.

Con el foco puesto en la competitividad, una investigación anunciado por la Fundación Impulsa Baleares en el contexto de la ponencia mostró que, en el ámbito de la Unión Europea (UE), estos 4 territorios tienen una "baja o bajísima" competitividad. De las 233 zonas de europa, las Islas Baleares se ubican en la situación 143, Canarias en la 153, Ceuta en la 216 y Melilla en la 213.

De igual forma se desprende que los escenarios de renta en las zonas estudiadas son inferiores a la media europea. No solo eso, sino han disminuido en los últimos 20 años, de tal forma que se ha producido una variación negativa de cerca de 20 puntos porcentuales.

El informe resalta que los datos son "esenciales" por el hecho de que la carencia de competitividad o la contrariedad de ser confrontados en exactamente las mismas condiciones de los territorios no peninsulares fué "entre las permanentes" durante las comparecencias que han conformado la columna vertebral del trabajo.

Además, la pérdida de renta de los ciudadanos indica y revela el encontronazo negativo que el hecho insular o extrapeninsular tiene en los habitantes. Este encontronazo se amplía más allá de las medidas adoptadas por el Estado durante los años para intentar compensarlos.

El artículo demanda que la corrección de los desequilibrios que la insularidad y la situación extrapeninsular de Ceuta y Melilla causan se aborden no solo con medidas compensatorias --se han adoptado más que nada en los terrenos económico y fiscal--, sino más bien asimismo con medidas dirigidas a la corrección de las desventajas reales de estos territorios.

El trabajo charla en concreto de "puras" compensaciones económicas o medidas de carácter fiscal y apunta la presencia de otras caracteristicas que han de ser tenidos presente por el hecho de que afectan al avance económico y popular de estas zonas y que tienen efecto en los derechos de los ciudadanos, que ven su avance personal y colectivo "con limite" por las "dispares opciones" que tienen. En esta línea, considera "clave" la actuación del Estado en el momento de compensar esta desigualdad.

El informe resalta los puntos referidos al transporte y la conexión de los territorios entre aquéllos que se han abordado a lo largo de las ponencias, aparte de la fragilidad desde el ámbito medioambiental por el espacio con limite de las islas. La situación fronteriza de todos ellos asimismo se puede poner énfasis: Canarias y también Islas Baleares por se fronteras marítimas y en Ceuta y Melilla, donde representa una especificidad clave para atender las solicitudes de estos territorios.

Se hablan de asimismo puntos de carácter sociolaboral o educativo que limitan las ocasiones y los derechos de los ciudadanos y ciudadanas de los archipiélagos y de las ciudades autónomas, tal como de las compañías ahora establecidas y sus opciones de avance.

Al mismo tiempo, el trabajo resalta que el hecho insular y extrapeninsular asimismo forman un "valor en positivo", un "valor estratégico" que "aloja características y potencialidades que explotar.

Por último, diferentes ponentes han señalado dado que haya sido el Senado la cámara que haya desarrollado la ponencia, ya que por su condición de institución de representación territorial es la mucho más correcta para asegurar el orden constitucional de velar por la estabilidad entre territorios. Consideran asimismo que la ponencia no debería ponerse un límite y han expresado su deseo de que se transforme en una comisión.

En el caso específico de Baleares, la ponencia recuerda el deber de que la isla de Formentera cuente con un senador propio, en tanto que la situación de hoy forma una anormalidad en la representación de las islas consagrada en la Constitución.

Entre otras cosas, solicita tomar medidas que aseguren la sostenibilidad del modelo turístico, que además de esto está muy relacionado con la preservación del medio ambiente, y accionar para impulsar las infraestructuras y la transformación digital del propio campo.

La ponencia asimismo aborda el campo turístico en Canarias y demanda inversiones en infraestructuras que sean sostenibles y produzcan empleo. Pide además diversificar la economía de las islas, la necesidad de revitalizar las áreas despobladas y combatir contra lso efectos y sobrecostes de la doble insularidad.

Reclama asimismo medidas de acompañamiento a la distribución de artículos locales canarios mediante canales de comercio online, la creación de un Instituto Europeo de Territorios Desvarecidos o la exclusión total de las islas del mercado de derechos de emisiones tanto para el tráfico aéreo y marítimo.

El informe expone la necesidad de emprender un plan para la reconversión económica de las dos para hacer un modelo mucho más sólido y permanente, con mayor capcaidad para producir empleos y ocasiones, aparte de medidas que dejen atraer capitales y también inversiones para beneficiar su avance.

Ceuta asimismo ha pedido una conexión submarina por cable para asegurar energía eléctrica a la localidad, al tiempo que Melilla menciona a la necesidad de agrandar el puerto y estudiar la oportunidad de una línea marítima que una la localidad autónoma con puertos argelinos.

Más información

El Senado reconoce la "bajísima" competitividad de Baleares y Canarias y solicita que las leyes tengan una óptica insular