• miércoles 1 de febrero del 2023

El sistema educativo en Baleares regresa a las tendencias prepandemia con una bajada en el porcentaje de aprobados

img

El Anuario de la Educación 2022 incentiva el enfrentamiento sobre cuestiones como la educación inclusiva y la evaluación de competencias

PALMA, 19 Oct.

El sistema educativo de Baleares regresa a las tendencias evolutivas prepandemia, con bajadas en el porcentaje de estudiantes que promocionan de Primaria a ESO (del 98,9% en el curso 2019-2020 a 98,3% en el curso 2020-2021) y de los graduados de secundaria (de un 92,8% a un 87,8%).

Así lo recopila entre los trabajos incluidos en el Anuario de la Educación de Baleares 2022, resaltando que el curso 2020-2021 fue "una excepcionalidad" en tanto que fue en el momento en que se brindaron las tasas de promoción mucho más altas en la serie histórica. "Es una cosa muy coyuntural", ha señalado entre los autores del trabajo y directivo del anuario, Joan Amer.

Los datos asimismo resaltan por la disminución de las reiteraciones en distintas etapas educativas, en especial las obligatorias y el incremento de las matriculaciones, más que nada en FP. Además, Amer ha destacado que ha incrementado la tasa de escolarización en la franja no obligatoria de 0 a 5 años.

Igualmente, Amer ha llamado la atención sobre la mayor presencia del alumnado extranjero en Baleares como elemento que lo diferencia al equiparar con otras Comunidades Autónomas, un aspecto que "necesita mayor atención a la variedad".

El Anuario de 2022 se ha anunciado en una rueda de prensa en la sede de la Fundació Caixa Colonya. El acto ha servido para mostrar, entre otros muchos temas, la tarea del Centre Joan Mesquida, de Aproscom Fundació, distribuidor de servicios y elementos de acompañamiento a la inclusión.

Su responsable, Javier Robles, explicó que la meta de este centro es fomentar la inclusión del alumnado con pretensiones particulares en los centros ordinarios y "terminar con el sistema escolar de doble vía".

Con esta visión, prestan acompañamiento a otros centros ordinarios para cambiar su intervención didáctica a las pretensiones de cada alumno. Robles ha señalado que el aparato técnico "forma una parte del día a día del centro" sin marchar como "un consejos de un experto que guía" de manera puntual "pero después desaparece".

Además, ha incidido en el "cambio de pensamiento" que promueven en la atención a personas con discapacidad intelectual al "pasar de un modelo terapéutico a uno popular, que no guarda relación con condiciones médicas sino más bien con la interacción, el contexto de cada uno de ellos y su ambiente".

Por otro lado, en la rueda de prensa el jefe de departamento de Formación Profesional de la Conselleria de Educación, Víctor Arjona, hizo un cómputo sobre la situación y el futuro de la Formación Profesional en Baleares.

Su conclusión es que la FP "alcanzó la mayor parte de edad" en Baleares y que es "instante de ver al futuro sin complejos". "La sociedad siente a la FP como una alternativa real de futuro", ha valorado.

Arjona ha amado llevar a cabo énfasis asimismo en el potencial de la FP para la inserción popular, singularmente de los recientes grados básicos que dejan a los estudiantes conseguir una doble titulación, la de Secundaria y la de técnico básico de carácter profesionalizador. Desde la Conselleria piensan que esta manera va a ser "muy interesante" para achicar las tasas de abandono escolar prematuro.

Más información

El sistema educativo en Baleares regresa a las tendencias prepandemia con una bajada en el porcentaje de aprobados