Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

El TSJIB critica al Ministerio por retraso en la adquisición de terrenos para la ciudad de Justicia de 2022.

El TSJIB critica al Ministerio por retraso en la adquisición de terrenos para la ciudad de Justicia de 2022.

La memoria anual del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) alerta sobre las carencias de personal y la falta de un presidente en la Audiencia debido al bloqueo del Consejo General del Poder Judicial.

En Palma, el Estado aún no ha adquirido los terrenos para la construcción de una ciudad de Justicia, a pesar de que el proyecto fue anunciado a finales de 2022.

A pesar de las promesas del Gobierno de licitar el concurso de ideas en la segunda mitad de 2023, la realidad es que no se ha avanzado en nada, según ha constatado la memoria entregada por el presidente del TSJIB, Carlos Gómez, al Parlament.

La memoria del TSJIB destaca las carencias de espacios y personal en el sistema judicial de Baleares, particularmente la urgencia de un nuevo edificio para la Audiencia, una demanda constante en los informes anuales del órgano judicial en la región.

La nueva ciudad de Justicia también albergaría los Juzgados de lo Penal, aliviando la actual sobrecarga del edificio de avenida Alemania, antiguo hogar del Colegio La Salle.

A pesar de anuncios anteriores, los terrenos en Son Pardo para la ciudad de Justicia aún no han sido adquiridos por el Ministerio de Justicia, lo que evidencia la falta de avances en el proyecto, según el TSJIB.

La memoria también destaca la escasez de personal en el sistema judicial, con bajas por enfermedad y la dificultad para encontrar magistrados dispuestos a asumir cargos en la región insular, lo que ha llevado a renuncias debido a la carga de trabajo.

En cuanto al funcionariado, la interinidad sigue siendo un problema, ya que los nuevos funcionarios asignados a Baleares suelen solicitar traslado rápidamente debido a la insularidad y el alto costo de vida.

Por otro lado, se destaca que la presidencia de la Audiencia Provincial está vacante desde octubre de 2022 por el bloqueo del CGPJ, impidiendo cualquier nombramiento para ocupar el cargo.

La actividad judicial, especialmente en los juzgados de lo contencioso administrativo, es insuficiente para hacer frente al volumen de casos, lo que pone de manifiesto la necesidad de más recursos y personal en la región.

La juez decana de Palma alerta sobre la situación desbordada de los juzgados civiles, especialmente tras asumir los casos relacionados con el transporte aéreo, lo que genera una sobrecarga de trabajo y la necesidad de más personal y recursos.

En resumen, la memoria anual del TSJIB pone de relieve los desafíos y deficiencias en el sistema judicial de Baleares, desde la falta de infraestructuras hasta la escasez de personal y recursos, todo ello agravado por el bloqueo político y la falta de acción por parte de las autoridades centrales en Madrid.