• domingo 02 de octubre del 2022

Emaya y Cort borran mucho más de 3.000 pintadas en medio año y limpian 364 m2 de grafitis en las murallas

img

PALMA, 12 Jul.

Emaya y el área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Palma hicieron frente común para eliminar mucho más de 3.000 pintadas en medio año y adecentar 364 m2 de grafitis en las murallas.

Según informó el Ayuntamiento de Palma en publicación oficial, el presidente de Emaya, Ramon Perpinyà y la regidora de Infraestructuras y Accesibilidad, Angélica Pastor, hicieron cómputo este martes del volumen de pintadas vandálicas que se están eliminando cada día en la localidad a lo largo del último medio año.

Perpinyà explicó que a lo largo de este primer medio año Emaya ha duplicado en seis meses la limpieza de pintadas vandálicas. "Si proseguimos a este ritmo a fines de año hemos eliminado el doble de pintadas que el año pasado", dijo y ha recordado que además de esto en estos seis meses se eliminaron 104 pintadas en espacios privados. "Recordamos que contamos un servicio de limpieza en espacios privados que está subvencionado y borra en menos de 15 días pintadas; todo el planeta que lo solicita está muy satisfecho", ha añadido.

Pastor, por su lado, explicó que desde el mes pasado de abril la Oficina antigrafitis tiene personal propio y está adscrita al servicio de Accesibilidad. "El primer trabajo que se realizó fue un recopilatorio de todos y cada uno de los grafitis que hay a Palma; se identificaron mucho más de 4.000 pintadas, entendemos donde está y se trabaja. El Ayuntamiento lo que hace es soliciar a otras áreas municipales y a otras
gestiones que limpien las pintadas en espacios públicos y en estos días se han eliminado mucho más de 400 pintadas", ha señalado.

La regidora de Infraestructuras y Accesibilidad ha recordado del mismo modo el coste que tiene la limpieza de pintadas por la parte del Ayuntamiento. "Hemos invertido mucho más de 94.000 euros en adecentar pintadas solo en el parque de Sa Riera en los últimos un par de años y es una lástima por el hecho de que es dinero del presupuesto municipal que dejamos de invertir en actuaciones novedosas", dijo.

La Oficina antigrafitis inició su trabajo el noviembre de 2021 y ha recibido vía e-mail [email protected] un total de 272 demandas ciudadanas. Uno de los trabajos mucho más esenciales que se realizaron es un inventario de adentro, a través del Servicio de Accesibilidad y Control de la vía Pública, que llegó a contabilizar y clasificar 4.054 pintadas en Palma.

Desde la Oficina antigrafitis se clasifican las pintadas en función de si son o no en espacios municipales, o en espacios privados u otras gestiones y sabiendo si están clasificados o no. En este sentido, se comunica a los distintos dueños que procedan a la limpieza. A través de este trámite se han limpiado 47 pintadas de las 125 demandas recibidas en pocos meses.

En cuanto al inventario de adentro con mucho más de 4.000 grafitis la Oficina ha gestionado un total de 1.040 órdenes de limpieza , de las que 445 ahora se han limpiado.

Respecto a los grafitis que ya están en la muralla y en inmuebles municipales clasificados con un prominente nivel de protección (BIC), se han limpiado mediante una compañía enfocada un total de 364,79 m2 de grafitis.

Durante el primer semestre de 2022 Emaya ha eliminado 2.445 pintadas, fruto del vandalismo en múltiples elementos de la vía pública --contenedores, papeleras, muros, estatuas, paredes, testeras, etcétera.--.

Esta cifra piensa prácticamente duplicar las acciones de 2021, en el momento en que en todo el año se hicieron 2.660 intervenciones, 1.330 a lo largo del primer semestre. En estos primeros seis meses de 2022 se realizaron 2.445 actuaciones, una media de 16,3 pintadas eliminadas por día.

Una parte esencial de estas pintadas vandálicas, unas 2.000, se eliminaron de contenedores y papeleras. En otros elementos distintos de la vía pública, como paredes, muros y otras construcciones de la región, o aun a estatuas, se eliminaron mucho más de 350 pintadas. Más de cientos son actuaciones en testeras privadas, en el marco del servicio la supresión de pintadas en inmuebles privados.

El servicio de supresión de pintadas vandálicas tiene 4 obreros, un furgón dotado del material y las herramientas para esta función y un vehículo con aparato de agua a presión. El coste de este primeros seis meses del año fué de 165.000 euros,
en el momento en que a lo largo del mismo periodo de tiempo de 2021 fue de 158.000 euros. De este modo, este año, aparte de efectuar mucho más actuaciones, se realizaron de manera mucho más eficaz.

El trámite de limpieza es variable en función tanto del acompañamiento sobre el que se hizo la pintada --piedra, marés, cemento...-- como del género de pintura, rotulador o espray empleado para hacerla, y su localización. El procedimiento de retirada es diferente en
cada caso y va siempre y en todo momento de menos a mucho más abrasivo en función de las pretensiones --artículos químicos, agua a presión, pintura--.

Algunas de las primordiales actuaciones de limpieza de estos últimos meses se realizaron en zonas del litoral como los muros de la playa de Palma, los accesos a Cala Major, los muros de Can Pere Antoni o las escaleras de Can Barberà. También se realizaron limpiezas resaltadas en Sa Riera --paredes, puente de la avenida de Portugal, puente de los Institutos--, las paredes exteriores del parque verde de Son Castelló, molino de en Garleta, región de ocio canino de Joan Gris, estacionamiento de la plaza de Madrid o Sa Feixina.

También resalta la limpieza de elementos escultóricos damnificados por el vandalismo como la placa encargada de Gabriel Fuster Mayans, en la plaza Mayor, al pedestal de entre las estatuas de Tomàs Vila en la plaza de la Reina, o la estatua de Betty Gold ubicada en la Ronda de Migjorn, frente al Baluard de Sant Pere o la de la calle de la
Pólvora.

Por otro lado, a lo largo de este semestre se realizaron 104 actuaciones en paredes de inmuebles privados, anterior petición por la parte de los dueños de las edificaciones.

Hay que rememorar que Emaya tiene un servicio concreto para la supresión de pintadas en inmuebles privados, con una cuota simbólica de 2 euros por metro cuadrado, que deben pedir los sucesos de los inmuebles damnificados. Algunas de estas acciones de limpieza se realizaron en la calle de Josep Darder, de Alfons el Magnànim, de Eusebi Estada, de Jaume Balmes, Costa de la Pols, pasaje de Joan XXIII, de Luca de Tena, recorrido Marítimo, del Marqués de la Fontsanta, entre otros muchos.

Más información

Emaya y Cort borran mucho más de 3.000 pintadas en medio año y limpian 364 m2 de grafitis en las murallas