Crónica Baleares.

Crónica Baleares.

Empresarios de Palma optan por no abrir sus comercios este sábado a pesar de no ser festivo en Sant Sebastià, señala Pimem-Comerç.

Empresarios de Palma optan por no abrir sus comercios este sábado a pesar de no ser festivo en Sant Sebastià, señala Pimem-Comerç.

Un total de 138 comercios en Palma han decidido no abrir sus puertas este sábado, 20 de enero, día de Sant Sebastià, a pesar de que el Ayuntamiento no ha declarado festivo este día por primera vez, ya que cae en fin de semana.

Miquel Àngel Salvà, el vicepresidente de la asociación del comercio de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (Pimem-Comerç), ha informado de esta decisión y ha comentado que ha recorrido diversas calles de la ciudad, como Oms, Ramblas, Costa de sa Polç, Sant Miquel, Jaume II, Sindicato y Velázquez, y ha observado cómo estaban vacías a pesar de ser sábado. Ha contabilizado un total de 138 comercios cerrados, una cifra superior a la esperada.

Salvà ha expresado su desacuerdo con el hecho de cambiar Sant Sebastià por Sant Joan como festividad en Palma, argumentando que esta última festividad no tiene relevancia en la ciudad. Por este motivo, ha pedido al equipo de gobierno municipal y a la oposición que mantengan, como tradición, los festivos tanto de Sant Sebastià como de Sant Esteve.

"Las cosas que son nuestras no se deben cambiar", ha enfatizado Salvà, recordando que la elección de esta fecha fue aprobada por unanimidad por parte de todos los partidos políticos. Por lo tanto, considera que esta reivindicación no se dirige solo al gobierno actual de Cort, sino que se extiende a toda la oposición.

Por último, Salvà confía en que en 2025, cuando se decida el calendario festivo, políticos, sindicatos, patronales y vecinos se sienten juntos para llegar a un acuerdo. "Estoy convencido de que así será", ha concluido.