• lunes 05 de diciembre del 2022

Endesa destina mucho más de 4,6 millones de euros a digitalizar la red de baja tensión de Baleares y electrificar la demanda

img

Los nuevos cuadros de baja tensión integran tecnología que da datos en el mismo instante

PALMA, diez Oct.

Endesa está capitalizando mucho más de 4,67 millones de euros en la digitalización y optimización de la red de baja tensión de Baleares y en electrificación de la demanda para achicar la utilización de tecnologías de CO2 por la parte de hogares y compañías.

Según informó la compañía este lunes, este año empezó un plan para la digitalización y la instalación de 935 nuevos cuadros de baja tensión (791 en Mallorca, 84 en Ibiza y 60 en Menorca).

Estos cuadros integran novedosas tecnologías que darán información sobre la y, según Endesa, "ubicarán a las Islas Baleares en la vanguardia tecnológica".

Al reemplazar los viejos cuadros de baja tensión se instalan gadgets LVS (low voltage supervision) para digitalizar los centros de distribución y conseguir información sobre medidas de carga, tensiones y magnitudes de los transformadores, entre otros muchos datos.

Esta tecnología da datos en directo y deja accionar de manera precautoria y llegar a advertir hábitos anormales, como enganches ilegales. A través de un sistema de alarmas, comunica de cualquier perturbación en su desempeño y el aviso llega al personal técnico a través de una app.

Además, se puede preguntar en una web los datos del accionar de todos los transformadores, de un parque de sobra de 11.418 transformadores que Endesa tiene en Baleares.

Por otra sección, los nuevos cuadros son mucho más robustos y seguros y aguantan una mayor intensidad de cortocircuito. Asimismo tienen lista una conexión para disponer conjuntos electrógenos, lo que en casos de fallo o trabajos de cuidado deja achicar los tiempos de intervención y afectación a clientes del servicio.

En cuanto a la electrificación de la demanda, hace referencia al desarrollo para reemplazar los comburentes fósiles por electricidad en todos y cada uno de los ámbitos económico, incrementando la utilización de electricidad en hogares y compañías y reduciendo las tecnologías que emiten CO2.

Endesa ha insistido en que este desarrollo "es clave para hallar la descarbonización y realizar los objetivos de reducción de emisiones de la Unión Europea" y que necesita desarrollar energías renovables y acrecentar el número de automóviles, modelos y procesos que marchan con electricidad.

La filial de redes de Endesa, y también-distribución, trabaja en este sentido para "sentar las bases de un sistema eléctrico donde la elasticidad de los elementos conectados a la red posibilita un empleo mucho más eficaz del sistema eléctrico y deja una mayor integración de aptitud renovable".

"El propósito es un sistema mucho más abierto, en el que los agentes tengan una participación activa en una mayor coordinación entre los administradores de las redes de distribución eléctrica para contribuir al avance de un sistema eléctrico mucho más sostenible, eficaz y seguro. Y evaluar nuevos servicios de elasticidad para solucionar los desafíos profesionales y operativos que supone la creciente descarbonización del mix energético y nuevos usos de la electricidad", explicó la compañía.

Según la compañía, la conexión de novedosa generación renovable, cerca del cliente final, con un perfil de producción variable y una mayor electrificación de la demanda --fruto del creciente empleo del vehículo eléctrico-- "están mudando los flujos energéticos mediante la red eléctrica que pasan a ser mucho más cambiantes, e inclusive bidireccionales según la hora del día".

Más información

Endesa destina mucho más de 4,6 millones de euros a digitalizar la red de baja tensión de Baleares y electrificar la demanda

Noticias de hoy más vistas