• miércoles 07 de diciembre del 2022

Especialistas estiman que el Picasso detenido en el Aeropuerto de Ibiza es original

img

IBIZA, 18 Jul.

Autoridades en temas de Patrimonio Cultural y Bellas Artes han considerado, de manera preliminar y a falta de reportes mucho más pormenorizados, que la obra atribuida a Picasso, detenida en el Aeropuerto de Ibiza, es original y, por consiguiente, el valor facturado por una galería suiza se ajusta al precio de mercado.

Según informó este lunes el Ministerio de Hacienda y Función Pública, tras la intervención de la obra se hicieron gestiones con la Dirección General de Patrimonio Cultural y Bellas Artes del Ministerio de Cultura, que se puso en contacto con la directiva del Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza, comunicando de forma positiva, con carácter preliminar, sobre la singularidad de la parte intervenida y su valor de mercado.

Para la acreditación determinante se requerirán reportes mucho más pormenorizados que deberán ser completados por especialistas en la obra de Picasso a través de técnicas destacadas.

Funcionarios de Aduanas de la Agencia Tributaria y agentes de la Guardia Civil, en el contexto de una operación conjunta, intervinieron el pasado 5 de julio un dibujo atribuido a Pablo Picasso. La obra, 'Trois personnages' (1966), estaba en el equipaje de un viajero que viene de Suiza que procuraba ingresar el cuadro en España sin declarar.

Según el Ministerio de Hacienda y Función Pública, la actuación tiene su origen en una información remitida por la Aduana de Suiza al Centro de Coordinación Operativa Permanente del Departamento de Aduanas de la Agencia Tributaria sobre un viajero que, con origen en el país helvético, estaba en vuelo comercial Zúrich-Ibiza portando una obra de arte en situaciones que las autoridades suizas consideraron sospechosas.

Tras estas aclaraciones, se dispuso un operativo compuesto por gobernantes de Aduanas de la Agencia Tributaria y agentes de Guardia Civil para intervenir la obra, en el caso de que el viajero procurase introducirla sin declaración, sustrayéndola de esta forma al control de las autoridades aduaneras españolas.

A su llegada al Aeropuerto de Ibiza, el viajero negó que tuviera algo que declarar. De inmediato, se procedió a la comprobación de su equipaje, encontrando en el interior una obra de arte con firma de Picasso. En ese instante, el viajero pasó a alegar que tenía que ver con una copia y mostró una factura manuscrita de 1.500 francos suizos.

Sin embargo, en el registro en hondura de su equipaje se halló una segunda factura, esta vez de una galería de arte de Zúrich por valor de 450.000 francos suizos, en cuyo término hace aparición el título de la obra 'Trois personnages' de 1966.

Las autoridades aduaneras continuaron de esta forma a la intervención de la lámina por un presunto delito de contrabando al haberse introducido sin declaración desde Suiza una obra de arte cuyo valor superaría precisamente los límites legales establecidos.

Al tratarse de un bien que sobrepasa los 150.000 euros y que fué introducido sin declaración aduanera más allá de las cuestiones expresas de las autoridades, se habría cometido un presunto delito de contrabando.

La introducción legítima de la obra en España habría implicado tener que agradar los derechos arancelarios y el IVA a la importación, aparte de las obligaciones de declaración administrativa a las que estuviese sosten la mercancía.

La obra de arte está predisposición del Juzgado de Instrucción 4 de Ibiza, que se hace cargo de la investigación de los hechos.

Más información

Especialistas estiman que el Picasso detenido en el Aeropuerto de Ibiza es original